El regionalista Miguel Ángel Revilla ha sido investido este viernes como presidente de Cantabria tras obtener el apoyo de 17 de los 35 diputados del Parlamento de Cantabria.

Según ha informado Europa Press, Revilla ha conseguido los votos de PRC y PSOE, y la abstención de los tres de Podemos, frente al voto contrario de los 13 diputados del PP y los dos Ciudadanos (C’s), que han mantenido el mismo sentido de voto que el pasado miércoles y han dicho ‘no’ a la investidura de Revilla.

En su discurso, el regionalista ha vuelto a señalar la educación, sanidad y dependencia, que son, según ha dicho, los tres sectores que más han padecido la etapa “durísima” de recortes, como “prioridades”. También ha señalado la necesidad de revertir la actual situación y ha señalado el empleo como el “objetivo final” del nuevo Gobierno PRC-PSOE.

Potenciar la industria, de la que Cantabria –ha dicho– tiene “experiencia”, “añoranza” y “oficio”; desestacionalizar el turismo y potenciar una “pujante” industria agroalimentaria, seguir exigiendo el AVE, y dar un “giro de 180 grados” a la relación con los ayuntamientos.