El No a la independencia ganaría en Cataluña con un 50% de los votos frente a un 42,9% del Sí , según el último barómetro del Centre d’Estudis d’Opinió (CEO) de la Generalitat, recogido por la agencia Efe.

Este resultado, con una ventaja de siete puntos para los partidarios de que Cataluña siga perteneciendo a España, supone un avance de los partidarios del No a la independencia, ya que en el barómetro anterior del mes de marzo el No lograba un 48%, mientras que el obtenía un 44,1%.

Según el director del CEO, Jordi Argeleguet, el porcentaje de ciudadanos partidarios del No ha aumentado dos puntos, pero el incremento “no es muy significativo, porque en términos estadísticos entraría dentro del margen de error de la encuesta, si bien no se puede obviar el incremento, que se produce al absorber voto de los indecisos”.

A la pregunta de “¿Cree que Cataluña debería ser…?” la mayoría de encuestados responden “un estado independiente” (37,6%), pero hay un 29,3% de partidarios de “una comunidad autónoma” y un 24% de favorables a “un estado dentro de una España federal”.

En otra pregunta, sobre lo que consideran los encuestados que tiene mayor importancia a la hora de decidir el voto en las próximas elecciones catalanas, el 58,9% afirma que “las propuestas de cada partido para dar respuesta a la crisis económica”, frente a un 21,1% que indica que es “la posición de cada partido sobre la relación entre Cataluña y España”, si bien hay un 14,6% que señala que tendrá en cuenta “ambas” cosas.

Sólo los votantes de CiU (45%) y de ERC (44,2%) responden en primer lugar a la pregunta anterior con la respuesta de “la posición de cada partido sobre la relación entre Cataluña y España”, aunque hay un 33% del electorado del PPC y un 27,5% del de la CUP que consideran importante esta variable, que queda en segunda posición.

Al valorar los problemas que los encuestados consideran como más importantes, el paro y la precariedad laboral aparece en primer lugar, con un 42,1%, seguido de la insatisfacción con la política (14,5%) y el funcionamiento de la economía (10,7%). La relación Cataluña-España aparece en cuarto lugar, con un 9,9%, seguido de las políticas sociales (7,6%), el sistema de financiación (1,9%), la sanidad (1,9%), la inmigración (1,7%) y la educación y cultura (1,7%).

En la pregunta específica sobre las relaciones Cataluña-España, el 63% de los encuestados consideran que Cataluña dispone de un nivel “insuficiente” de autonomía, un 28% lo consideran “suficiente” y sólo un 3% entiende que dispone de demasiada autonomía.

La antigua CiU se mantiene y ERC pierde cuatro puntos

El barómetro indica también que la desaparecida CiU y ERC empatan en intención directa de voto en las próximas elecciones catalanas, con un 13,3%, seguidas de Podemos (10,8%), PSC (9,2%), CUP (7,6%), Ciutadans (6,6%), ICV-EUiA (3,5%) y PPC (2,4%), según indica el sondeo trimestral efectuado por el Centro de Estudios de Opinión (CEO) de Generalitat.

El sondeo ha sido elaborado con una muestra de 2.000 personas encuestadas en sus domicilios entre el 2 al 24 de junio, período en el que se produjo la ruptura de la federación CiU, y tiene un margen de error de más/menos 2,69% (nivel de confianza del 95%).

Respecto al barómetro del anterior trimestre, la antigua federación CiU permanece estable al ganar una décima (del 13,2% al 13,3%) mientras que ERC baja considerablemente y pasa del 17,3% al 13,3%.

Podemos baja del 11,6% al 10,8%, el PSC sube del 6,8% al 9,2%, mientras que la CUP también sube del 7,3 al 7,6%. En cambio, Ciutadans baja del 7,7% al 6,6%, ICV-EUiA pasa del 3,8 al 3,6% y el PPC incrementa ligeramente la intención de voto, del 2,2 al 2,4%.