El Gobierno aprobará mediante real decreto-ley, en el próximo Consejo de Ministros del 10 de julio, el adelanto de la rebaja del IRPF previsto inicialmente para 2016 y que entrará en vigor con fecha del 1 de julio con efecto retroactivo.

El real decreto-ley coincidirá con la aprobación también del techo de gasto y de la revisión del cuadro macroeconómico, según anunció este viernes la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. La rebaja supondrá una inyección de 1.500 millones de euros a la economía y contribuirá a devolver a los ciudadanos el esfuerzo fiscal realizado. 

“Con ello los ciudadanos pagarán en 2015 menos de lo que pagaban en el año 2011”, declaró. Más de 20 millones de contribuyentes y sus familias, aseguró, van a notar la reducción desde este mismo mes gracias al recorte de las retenciones, lo que dejará en sus bolsillos 1.500 millones de euros.

Según Sáenz de Santamaría, citada por Europa Press, la rebaja fiscal está “plenamente encajada” en la política económica del Gobierno, centrada en mejorar el crecimiento económico y la creación de empleo y compensar a los españoles con el esfuerzo que les pidieron al inicio de la legislatura, en un momento en el que la recaudación “se ha intensificado” y el Ejecutivo cuenta con “margen suficiente” para llevar a cabo nuevas rebajas fiscales. 

“Contribuimos a devolver a los ciudadanos el esfuerzo fiscal que les pedimos, de tal manera que a finales de 2015 la mayor parte de las rentas pagarán menos impuestos de los que pagaban en 2011, lo que unido a la mejora de la situación del empleo, me lleva a afirmar que este Gobierno, pese a las dificultades, puede congratularse de que el crecimiento económico nos permite empezar a devolver el esfuerzo a los ciudadanos”, subrayó.

Por otro lado, la vicepresidenta enmarcó la revisión al alza de las previsiones macroeoconómicas en la mejor evolución de la economía española y, entre otras variables, citó los cinco trimestres consecutivos de mejora del consumo privado, la confianza del consumidor, las matriculaciones de vehículos, las ventas minoristas o el aumento de la inversión, “que crece con fuerza”.

Según fuentes del Ejecutivo citadas por la agencia Efe, el Consejo de Ministros dará a conocer el 10 de julio las tablas definitivas de los diferentes tramos del IRPF que se van a aplicar retroactivamente desde el 1 de julio, así como el correspondiente ahorro que supondrá a los contribuyentes.

La reforma del IRPF que estaba prevista suponía cinco tramos de renta a partir de 12.450, 20.200, 34.000 y 60.000 euros, a los que se aplican tipos del 20 %, 25 %, 31 %, 39 % y 47 % en 2015, y del 19 %, 24 %, 30 %, 37 % y 45 % en 2016.

El Gobierno considera que con el adelanto del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas del próximo año a la mitad de 2015, los ciudadanos que declaren dispondrán de mayor renta y calcula el impacto total de 1.500 millones de euros más.

Fuentes de Hacienda han insistido a Efe que este adelanto del IRPF se produce ante la recuperación económica y porque la “recaudación lo permite”.

El Consejo de Ministros del próximo viernes, además de aprobar el nuevo IRPF, también tiene previsto dar luz verde al techo de gasto para 2016 y que sirve de base a los presupuestos generales del Estado para el próximo año.

La aprobación del techo de gasto del 2016 se producirá después de que esta semana fuera aplazada la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) a raíz de la petición de varias autonomías y del PSOE, que estimaban que los consejeros salientes no representaban a los nuevos gobiernos.

Los técnicos de Hacienda advierten a Rajoy

Por su parte, el presidente del sindicato de los Técnicos de Hacienda (Gestha), Carlos Cruzado, ha alertado de las dificultades técnicas que plantearía el adelanto de la rebaja del IRPF de 2016 al 1 de julio de este año y ha advertido de que podría poner en riesgo el cumplimiento del objetivo del déficit para 2015 del 4,2 % del PIB.

En declaraciones hechas a Efe un día después de que el presidente del Gobierno, Rajoy, anunciase su intención de adelantar a julio la rebaja adicional en el IRPF prevista para 2016, Cruzado ha dicho que “técnicamente va a ser muy difícil” aplicar la rebaja del IRPF el 1 de julio, ya que no existen precedentes de que en un mismo ejercicio se hayan aplicado dos escalas distintas de gravamen. Según Cruzado podrían surgir problemas de coordinación, por ejemplo, a la hora de saber qué gastos e ingresos corresponden a cada periodo o cómo se aplicarían las deducciones.

Asimismo, ha explicado que hasta ahora sólo conocen la medida a través del anuncio hecho ayer por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por lo que creen que esta rebaja se implementaría a partir del 1 de julio con el consiguiente problema técnico de tener que aplicar dos escalas diferentes.

Otras alternativas serían que se aplicara con efectos retroactivos desde el 1 de enero, algo que, según Cruzado, haría caer la recaudación todavía más, o mediante una escala de tipos medios, por lo que el representante de Gestha espera que el Gobierno confirme cómo se llevará a cabo esta anticipación de la rebaja.

No obstante, Cruzado sí considera que, tal y como dijo Rajoy, podría notarse la rebaja de las retenciones en las nóminas de julio. “Aquí no hay problema”, ha afirmado en relación con su aplicación, pero ha precisado que las dudas aparecen en el “desfase” que se produciría entre las retenciones y cuando se haga la liquidación al año que viene.

Además, Cruzado ha advertido de que este anuncio “puede poner en compromiso el cumplimiento de la cifra de déficit”, ya que se dejarían de recaudar 1.500 millones de euros este año, según estima el Ejecutivo.

Según el presidente de Gestha, los datos del primer cuatrimestre en cuanto a recaudación han sido buenos, de algo menos de 2.500 millones de euros más respecto a 2014. No obstante, ha advertido, con este ritmo es difícil que España alcance la recaudación necesaria para poder llegar a la meta de déficit público marcada en el 4,2 % del PIB para 2015.

En este mismo sentido, considera que la medida anunciada por Rajoy tampoco ayuda a reducir la menor presión fiscal que España tiene respecto a la media europea. “Entendemos que esto lo que hace es profundizar en un error: el de no abordar esta reforma tributaria en su conjunto”, ha declarado Cruzado, quien ha denunciado que el Gobierno “está parcheando” en el ámbito fiscal.

El PSOE: la rebaja es un “regalo fiscal para los ricos”

El portavoz socialista de Hacienda en el Congreso, Pedro Saura, declaró este viernes, en referencia al adelante de las rebajas tributarias, que Mariano Rajoy tiene un “problema conceptual” con respecto a la financiación de las campañas electorales: “A veces las paga en B y a veces, a través de los Presupuestos Generales del Estado”. 

Según el diputado del PSOE, la intención del Ejecutivo con esta medida es “comprar la voluntad de los españoles usando los Presupuestos y las instituciones”, aunque advirtió, citado por Europa Press, de que “a estas alturas no engaña a nadie” porque se ha pasado la legislatura “incumpliendo todos sus compromisos electorales”.

Además, aseguró que estas nuevas rebajas tributarias supondrán un ahorro medio anual de 1.700 euros para los 193.000 contribuyentes más ricos frente a los cinco euros al año que ahorrarán los 10 millones con rentas más bajas. “El 1% más rico del país se beneficiarán más que 14 millones de contribuyentes con menores rentas. Es un regalo fiscal. Ya sabemos en qué consiste la política tributaria de Rajoy: en una transferencia de rentas y riqueza de los trabajadores y las rentas medias a los más ricos del país”, ha abundado Saura.

Sindicatos y autónomos

El anuncio del presidente de Mariano Rajoy de adelantar al 1 de julio la rebaja del IRPF prevista para enero y de extender a todos los profesionales la retención del 15% ha sido acogida con satisfacción por las organizaciones de autónomos, no así por CC.OO. y UGT, que consideran que el Ejecutivo está utilizando la política tributaria como arma electoral.

En concreto, según informa Euroa Press, UGT ha acusado al Gobierno de “poner los intereses del país al servicio de los suyos particulares” y ha calificado de “parche” el adelanto en seis meses de la rebaja del IRPF. En su opinión, esta medida ni soluciona “ninguno de los problemas fiscales” ni cambia el hecho de que “los ricos seguirán pagando poco y las clases trabajadoras y, en general, los más desfavorecidos, más de lo que deben”.

Asimismo, CC.OO. ha criticado a Rajoy por tomar decisiones “que no son serias” en un momento internacional “muy delicado”. A su juicio, con el anuncio del presidente sobre la rebaja fiscal y la inminente aprobación de los Presupuestos de 2016, el Gobierno ha iniciado la campaña electoral para crear una “ilusión monetaria y de prosperidad” con la que el PP espera ganar las elecciones.

Las organizaciones de autónomos, por el contrario, han elogiado las medidas anunciadas por Rajoy.

ATA calcula que el adelanto de la rebaja del IRPF al 1 de julio supondrá un ahorro de 60 euros al mes para cada autónomo, el equivalente a 700 euros al año. “Es una gran noticia que va a facilitar la vida a los autónomos”, ha dicho el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, a Europa Press.

Por su parte, la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) ha considerado que la rebaja de las retenciones en el IRPF en las facturas de los profesionales es “justa y acertada” y ha recordado que se trata de una reivindicación histórica del colectivo.

Asimismo, la Federación de Organizaciones de Profesionales, Autónomos y Emprendedores (OPA) ha expresado su satisfacción por el adelanto de la rebaja del IRPF al considerar que supondrá un “considerable” ahorro y un “balón de oxígeno” para los trabajadores por cuenta propia en el momento en el que peor lo están pasando.