La compañía de rent a car rompe con carácter inmediato el acuerdo de exclusividad que tenía para comercializar sus servicios en la web de la aerolínea low cost, que anuncia una demanda por daños y perjuicios.

Hasta ahora, cuando usted compraba un billete en la web de Ryanair, siempre (¡siempre!) se le ofrecía la opción de alquilar un coche con Hertz en la ciudad de destino. Y en una buena parte de los vuelos del gigante ‘low cost’ también se le recordaba por megafonía la posibilidad de alquilar vehículo, sí, con Hertz. Pues desde hoy eso va a dejar de suceder.

Hertz, una de las grandes compañías de ‘rent a car’, ha remitido una notificación oficial a Ryanair por la que da por roto el acuerdo de exclusividad que unía a ambos grupos con efectos inmediatos. Desde las 12.00 horas de hoy mismo el contrato se da por extinguido. Hertz alega como justificación de su decisión que Ryanair ha incumplido el contrato al empezar a distribuir sus vuelos a través de los grandes sistemas de distribución de reservas (GDS), singularmente Amadeus y Sabre. “Una infracción que Ryanair rechaza, dado que Ryanair lleva distribuyendo su oferta atra´ves de GDS desde abril de 2014 (durante más de 15 meses) con el conocimiento y el apoyo de Hertz”, contrapone la aerolínea irlandesa de bajo coste en un comunicado. 

Acciones legales

Ryanair, de hecho, considera que la decisión de Hertz es la que representa una violación del contrato de exclusividad entre ambas compañías, que se había ampliado recientemente durante otros cinco años, hasta 2020. Y la compañía irlandesa se dispone a denunciar a su hasta ahora socio por incumplimiento de contrato y para reclamar daños y perjuicios.

Hertz se ha comprometido a ejecutar todas las reservas realizadas hasta el momento y a permitir a los clientes a modificar sus reservas si fuera necesario. Sin embargo, Ryanair se quedará durante un tiempo sin poder ofrecer en su web a sus clientes la posibilidad de alquilar un coche. La aerolínea se da un plazo de al menos tres meses sin ofertar vehículos de alquiler en el destino mientras busca un nueva compañía de ‘rent a car’ con la que aliarse.

Hemos mantenido una larga y exitosa alianza con Hertz, y es una lástima que haya terminado de una manera tan desafortunada e inoportuna”, ha explicado el consejero delegado de Ryanair, Michael O’Leary. “Hemos dado instrucciones a nuestros abogados para iniciar acciones contra Hertz por incumplimiento de contrato. Mientras tanto, negociaremos con otros proveedores de alquiler de coches que deseen ofrecer sus servicios al contingente de 100 millones de clientes de Ryanair”. El máximo ejecutivo de la aerolínea subraya que esta incidencia no tendrá efectos sustanciales en su cuenta de resultados, dado que “esperamos que las pérdidas derivadas de este interrupción del servicio de alquiler de coches se recuperarán con las acciones legales contra Hertz”.