La operadora de telecomunicaciones Pepephone está a punto de internacionalizarse. La exitosa compañía que controlan Javier Hidalgo y Rosauro Varo celebra ya la salida de la travesía por el desierto que le ha supuesto conseguir servicios 4G para sus clientes en España y lo va a celebrar lanzando, a principios de 2016, sus servicios en México, de la mano de un socio español ya implantado en este mercado y con Telefónica como suministrador de red.

“Ya tenemos casi todo hecho, nos falta sólo conseguir la licencia de telecomunicaciones y desarrollar la plataforma, y tardaremos al menos seis meses en ponernos en marcha”, señalan fuentes de la compañía, que subrayaron que ya tienen fichado a un responsable para esta división.

Atrás han quedado ya las rencillas de Telefónica de España por la calidad de la red 4G, ya zanjadas a gusto de todos, especialmente de los clientes. En septiembre, además, la compañía dejará de prestar servicio a través de dos operadoras diferentes y concluirá el proceso de migración en el que lleva embarcada todo el año, y que durante dos años le ha tenido absorbida. Los clientes de la operadora que no hayan terminado de hacer el cambio de tarjeta SIM tienen hasta entonces para hacerlo si no quieren perder la línea.

La llegada a México tiene sentido, tanto por el tamaño del país como por el desarrollo de unas leyes de telecomunicaciones algo más amigables para los rivales de la América Móvil de Carlos Slim, el dueño del sector, con una cuota de mercado local que está en el entorno del 70%. Como anécdota, señalar que José Luis es el nombre que más han puesto los mexicanos desde 1930, y que José (Pepe) ocupa la cuarta posición en dicha clasificación.

Otro operador español ya hizo su desembarco en México. Se trata de Tuenti, que a pesar de sus buenas intenciones ha descubierto que se trata de un mercado realmente difícil de manejar y en el que la competencia está mucho menos desarrollada que en España.

La competencia y el mercado en México es más duro, aunque Pepephone espera replicar el éxito obtenido en España

Pepephone confiará en su socio para la implantación azteca y, aunque vigilará estrechamente que su propuesta conserve en dicho mercado los mismos valores basados en la normalidad y el respeto a los clientes que en España, habrá que ver si se aceptan con el mismo éxito. La operadora, sin ser la más barata del mercado, ha conseguido más de 450.000 abonados con el único aliciente de tratar a sus clientes con normalidad. Para no tener más problemas con el 4G, la compañía desde el principio ha acordado que podrá utilizar esta tecnología allí donde esté implantada, aunque por el momento el despliegue de esta tecnología por parte de Movistar se reduce a Ciudad de México.

A diferencia de lo que sucede en España, donde Movistar nunca ha puesto mucho interés en crecer a través de los virtuales, en México está lanzada. Fueron los responsables de lanzar a Maxcom como primer OMV del país en 2008. En 2011 firmaron con MegaCel, en 2014 salen al mercado Virgin Mobile, Tuenti, Maz Tiempo y Cierto, y durante este año ya salió al mercado QBOCel.

Y la cosa no va a cambiar durante el segundo semestre de este mismo año, donde se espera el lanzamiento de Lycamobile, Tinedas Cooppel y la cadena de supermercados Chedraui.