La Fiscalía Anticorrupción ha recurrido ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo la sentencia de la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Madrid, dictada el pasado mes de abril, en la que se absolvía, entre otras personas, a los que fueran alcaldes socialistas de la localidad madrileña de Ciempozuelos, Pedro Torrejón García y Joaquín Tejeiro Martino. Como supuestos autores de sendos delitos de blanqueo de capitales, cohecho pasivo y falsedad documental, el Ministerio Público solicitaba y solicita para ellos un total de 13 años de cárcel a repartir entre ambos, según el recurso presentado, al que ha tenido acceso SABEMOS .

Igualmente, han recurrido la sentencia absolutoria el PSOE, el Partido Popular, el sindicato Manos Limpias y las constructora Esprode, implicada en la trama. La Audiencia Provincial absolvió a todos los acusados en este procedimiento, entre ellos Francisco Javier Marazuela Huelga, propietario de Viajes Sanitur y de la compañía de autobuses Ischadia; y Francisco Alfonso Méndez, responsable de las compañías Ecocedes y European Cleaning, que consiguió la adjudicación del servicio de recogidas de basuras de Ciempozuelos.

El fiscal y las acusaciones populares y particulares quieren, además, que se revise la absolución de las esposas de los dos ex alcaldes, María Elena Berrio Revuelta y María Jesús Trompeta Moreno. Para la primera vuelven a pedir dos años de cárcel y un millón y medio de euros para María Elena, por blanqueo de dinero; 8 meses y 105.000 euros para Trompeta por el mismo delito; y 9 meses y 820.000 euros de multa para Davinia Torrejón Berrio, hija de Pedro Torrejón y María Elena Berrio.

Dinero en Andorra

Este escándalo de corrupción estalló en el mes de octubre de 2006, cuando se supo que la constructora Esprode había pactado una comisión de 40 millones de euros con el alcalde Joaquín Tejeiro por la recalificación unos terrenos. Sin embargo, y pese a que las negociaciones de esta compra de voluntades por Esprode se iniciaran con Tejeiro al frente de la alcaldía, el remate final de la operación de corrupción lo materializó Pedro Torrejón, entonces regidor del municipio.

Hay que señalar que Tejeiro, miembro de familia de Los Botes de la localidad madrileña, antes de representar como máximo edil al PSOE, lo hizo antes con el PCE.

Torrejón y Tejeiro viajaron hasta Andorra con el objeto de abrir cuentas bancarias, a través de las que recibirían la mordida de los 40 millones ofrecida por Esprode. La persona que puso en contacto a los dos alcaldes con los representantes del banco andorrano fue el encargado de recoger las basuras de la localidad, Francisco Alfonso. Torrejón es en la actualidad concejal del Ayuntamiento por el grupo “Ciudadanos por Ciempozuelos”, partido que fundó tras su expulsión del Partido Socialista.

Pese a que su absolución judicial es provisional, Torrejón ha tratado de convencer a los habitantes de su pueblo que todo ha sido una encerrona y que está más limpio que un jaspe. Sin embargo, la verdad de este forcejeo entre la Justicia y los implicados en el llamado caso Ciempozuelos está todavía en el alero.

Fuentes judiciales consultadas por este periódico apuntan a que en el caso de que el Tribunal Supremo case la sentencia absolutoria y condene a los todavía acusados, al menos tres de ellos (Torrejón, Tejeiro y Marazuela) pueden ingresar en prisión en virtud de las penas que la Fiscalía Anticorrupción y las acusaciones particulares piden para este singular trío.

Curiosamente, Pedro Torrejón blindó con 3,6 millones de euros a la empresa adjudicataria de la recogida de basuras propiedad de Alfonso Méndez, quien además, al parecer, era amigo personal de Pedro Torrejón. Este blindaje tenía como finalidad evitar que alguien pudiera anular el contrato suscrito.