El ex tesorero del Partido Popular Luis Bárcenas ha revelado que el PP se lleva financiando ilegalmente desde 1982 y ha implicado como máximos responsables a Manuel Fraga, Antonio Hernández Mancha, José María Aznar y Mariano Rajoy, según informó este jueves el diario El Mundo .

El ex senador popular ha presentado en el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional su escrito de defensa en el caso que se conoce como los papeles de Bárcenas.

Luis Bárcenas sostiene que la financiación irregular del partido siempre ha sido “un sistema perfectamente institucionalizado” en el que, “como en toda pirámide organizativa jerárquica, las instrucciones emanaban de arriba abajo, correspondiéndole a Luis Bárcenas como gerente el papel o función de mero amanuense“. En su caso, sostiene que mientras fue tesorero, entre 2008 y 2009, “siempre reportó a las dos personas de las que dependía jerárquicamente: el Sr. Rajoy y la Sra. Cospedal“.

Según aseguran a El Mundo fuentes judiciales, el escrito de Bárcenas explica que “el sistema de financiación del PP venía institucionalizado desde al menos el año 1982” y que “los órganos de dirección y gestión del partido político eran plenos conocedores del origen y destino de los importes recibidos en concepto de donaciones“. Desde 1990, las máximas instancias del PP establecían lo que recibían los cargos. Por ello, asegura el extesorero en su escrito (confeccionado por los letrados Francisco Maroto y Joaquín Ruiz de Infante) “no es cierta la afirmación contenida en los escritos de acusación y en el auto de apertura de juicio oral” de que fuera él quien “prevaliéndose de su condición de gerente implantara esta sistemática económica”, en referencia a la financiación ilegal del partido.

Presidencia de Fraga

Según Bárcenas, que empezó a trabajar para el PP en 1982 como administrativo, entre ese año y 1986, cuando “los máximos cargos de Alianza Popular eran su presidente, Manuel Fraga, su secretario general, Jorge Verstrynge, y el tesorero Ángel Sanchís“, el partido “venía utilizando distintas sociedades -Sipsa, Opisa, Hermogenes, Hernández Carretero, constituidas por las máximas instancias del partido que se utilizaban para recibir ingresos por donativos”. Durante ese periodo, “los donativos eran recibidos fundamentalmente por el Sr. D. Manuel Fraga Iribarne, que los entregaba al secretario general o al tesorero“.

Presidencia de Hernández Mancha

En el periodo de 1987-1988, “siendo presidente Antonio Hernández Mancha, secretario general, Arturo García Tizón, y tesorero José Ramón del Río, el secretario general abrió una cuenta en el Banco de Fomento, en el cual se ingresaban donativos, disponiéndose de los fondos, sin integrar dicha cuenta en la contabilidad de Alianza Popular”.

Presidencia de Aznar

Esta práctica ilegal, según el escrito, también se produjo entre 1989 y 1990, siendo ya “presidente José María Aznar, secretario general Francisco Álvarez Cascos y tesorero, Rosendo Naseiro“. En dichas fechas, “las donaciones las recibían el presidente y el secretario general, que se las entregaban al tesorero que, además, gestionaba con empresarios aportaciones para el partido”.

“Naseiro empezó a ingresar en una caja ajena a la contabilidad oficial los donativos que recibía en efectivo”, y “el efectivo que quedó como remanente en dicha caja cuando Naseiro dejó la tesorería constituye el primer apunte de los denominados ‘papeles de Bárcenas‘”, continúa. A su vez, Bárcenas detalla que “cuando Naseiro deja la tesorería y se informa a Aznar”, éste dio instrucciones Álvarez Cascos para que se liquidasen las tres sociedades constituidas para facturar a las empresas que aportasen donativos, “encargándose de esa labor el despacho de Miguel Blesa“.

Entre 1993 y 1996, mientras “continúa como presidente Aznar”, los donativos “los recibe Álvarez Cascos y empieza a recibirlos en algunos casos el tesorero Álvaro Lapuerta“, y entre 1996 y 2004, todavía con Aznar al frente del partido, con Ángel Acebes como “coordinador de la Secretaría General” y con Javier Arenas como “secretario general”, Lapuerta “recibía los donativos por orden de los secretarios generales”, asegura el escrito.

Presidencia de Rajoy

En el periodo entre 2004 y junio de 2008, “siendo ya presidente Mariano Rajoy, secretario general Acebes y tesorero Álvaro Lapuerta, salvo algunos donativos importantes que recibía el presidente, el resto de la gestión para consecución de donativos la hacía el tesorero nacional Lapuerta”, y desde junio de 2008 a julio de 2009, “bajo la presidencia de Rajoy con María Dolores de Cospedal como secretaria general, disminuyen notablemente los donativos de empresarios que venían ayudando al PP”. “En ese periodo de seis meses el tesorero (por entonces el propio Luis Bárcenas) recibía directamente los donativos”.

Hernando (PP) niega toda “credibilidad” a Bárcenas

El portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Rafael Hernando, ha restado toda “credibilidad” al escrito de defensa presentado por el extesorero y ha asegurado, citado por Europa Press, que “la ‘caja B’ era del señor Bárcenas, no del PP”.

En declaraciones en la Cámara Baja, Hernando considera que con estas acusaciones el también exsenador del PP está “intentando organizar su defensa y eludir su responsabilidad” en la causa que se sigue contra él en el Audiencia Nacional. “El señor Bárcenas no merece ningún tipo de credibilidad. Lo que tiene que hacer es reconocer que era él quien manejaba esa caja que se nutría de determinados fondos y decirle a la sociedad española cuándo piensa devolver el dinero que tiene en Suiza”, ha añadido el dirigente ‘popular’.

También ha insistido en que el propio juez Pablo Ruz, instructor de la causa de ‘los papeles de Bárcenas’, dejó “muy claro” que la ‘caja B’ era del extesorero y no del partido y que en el PP no había sobresueldos, por lo que muchas cosas de las que se han dicho sobre su partido en torno a este tema eran “mentiras absolutamente sesgadas”. Por último, el portavoz del Grupo Popular ha insistido en que su formación confía en la acción de la Justicia no en las afirmaciones de “presuntos delincuentes” como su extesorero y exsenador.