Pese a que las trabas legales que tiene por distintos países no son cómodas, Uber sigue creciendo en todo el mundo con gran velocidad, aunque resulta que en China se ha encontrado con un competidor que de momento no le deja levantar cabeza.

Uber está posicionada en cuatro de las diez ciudades más grandes de China. De momento parece que están creciendo a buen ritmo. De hecho, esperan llegar a operar en 50 ciudades. Es más, su CEO, Travis Kalanick, ha hecho saber a los inversores que tienen una gran situación dentro del gigante asiático.

Pero no todo pinta tan bien para la polémica compañía en China. Las aplicaciones locales Kaudi Dache y Didi Dache, que gestionan el tránsito de pasajeros y las reservas de vehículos, siguen ampliando su cuota de mercado tras la fusión de servicios que llevaron a principios de año.

En un comunicado que ha remitido a los inversores el actual CEO de la compañía resultante, Cheng Wei, decía que en estos momentos están procesando 3 millones de viajes al día. Lo realmente impactante sobre este crecimiento, y donde Uber debe preocuparse, es que en dicho comunicado Wei también hacía referencia a que desde mayo ha sido cuando han triplicado la cantidad de viajes.

En estos momentos el 78% de las reservas para usar vehículos privados se hacen a través de estas aplicaciones locales, mientras que Uber solo consigue el 11%.

Problemas legales también en Asia

Además de esta dura competencia a la que se enfrenta, como en otros muchos puntos de la geografía mundial, Uber tiene algunos problemas legales. Así, hace unos meses las oficinas que la compañía tiene en China fueron cercadas por la policía local siendo acusada de no obrar en justa competencia, al igual que sucede en la mayoría de mercados donde Uber tiene problemas con la justica.

No obstante, y pese a estas dificultades, desde Uber muestran cierto optimismo ya que por el momento crecen más rápido de lo que en su día hicieron en Nueva York, por ejemplo.

Imagen | ‘forbes.com