Alexis Tsipras ha decidido aceptar las condiciones presentadas este pasado fin de semana por las instituciones, con unas pocas modificaciones, aunque de momento mantendrá el referéndum del domingo.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha remitido una carta a los responsables de la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE) en la que da su conformidad a la práctica totalidad de la propuesta planteada el pasado fin de semana por las instituciones, según recoge el diario financiero. Aunque a mediatarde en una comparecencia pública ha manifestado que el referéndum del domingo 5 de julio sigue en pie.

La pregunta será la siguiente:

Su posición frente al referendúm es votar por el NO. Ante estos giros en todo lo que tiene que ver con la negociación, el máximo responsable heleno ha dado las gracias a sus compatriotas por mantener la calma.

Por lo que respecta a la carta, de dos páginas, Tsipras desarrolla una anterior propuesta presentada ayer por él mismo, en la que solicitaba una prórroga del actual rescate para evitar un “impago técnico” y un tercer programa de rescate de 29.100 millones de euros. Aunque el rescate ya expiró esta pasada medianoche y no hay, por tanto, lugar para una prolongación, la nueva carta podría servir de base para la negociación de un nuevo rescate en los próximos días, según el rotativo.

Asimismo, Tsipras acepta todas las reformas propuestas el fin de semana por las instituciones (IVA turístico al 13%, paquete de crecimiento de 35.000 millones y alguna referencia a la reestructuración de la deuda), pero añade otras demandas, como un descuento especial del 30% en el IVA de las islas griegas, una mínima demora sobre el aumento de la edad de jubilación (comenzaría a prolongarse en octubre, en lugar de ahora, para alcanzar los 67 años en 2022) y una ampliación de los plazos para eliminar el complemento de pensión que se otorga a las prestaciones más bajas.

“La República Helénica está dispuesta a aceptar este acuerdo de alto nivel sujeto a las siguientes enmiendas, adiciones o aclaraciones, como parte de una prolongación del programa de rescate que ya vendido y del nuevo acuerdo de préstamo solicitado hoy, martes 30 de junio de 2015”, se lee en la carta. “Como pueden notar, nuestras enmiendas son concretas y respetan completamente la la robustez y credibilidad del diseño del conjunto del programa”, añade. 

Reunión del Eurogrupo

Las últimas ofertas de Grecia probablemente sean tratadas durante la reunión que celebrará el Eurogrupo a las 17.30 de este miércoles, aunque todo apunta a que los socios de la eurozona se van a mantener en sus trece (sobre todo Alemania) en lo que respecta a no negociar ninguna propuesta antes del referéndum. 

El Eurogrupo celebró ayer martes una reunión extraordinaria para responder, precisamente, a una carta de Tsipras a la eurozona y al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) en la que pedía una prórroga para evitar el “impago técnico” antes de que venciera el programa actual y tener tiempo para negociar un tercer rescate de 29.100 millones de euros en dos años para hacer frente “exclusivamente” a los vencimientos de deuda externa e interna, pero en la que no ofrecía condiciones a cambio. El Eurogrupo rechazó la oferta. “El Eurogrupo rechaza la solicitud de Grecia probablemente porque tienen miedo de que Grecia podría aceptar el trato sin objeciones”, escribió ayer en su cuenta de Twitter el portavoz del ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, citado por Europa Press.

El propio presidente del Eurogrupo, el ministro holandés Jeroen Dijsselbloem, apuntó al término de la teleconferencia de ayer que, “en la práctica y legalmente hay poco que podamos hacer”. “El Gobierno griego sigue haciendo campaña por el ‘no’ (en el referéndum), por lo que el contexto político no ha cambiado y en la práctica el anterior programa expira esta noche (por ayer)”, zanjaba Dijsselbloem.

“Es lamentable para Grecia que el programa (de rescate) expire sin ningún acuerdo que le dé seguimiento y que se pongan en riesgo los resultados positivos del programa”, dijo por su parte el director del MEDE, Klaus Regling, en un comunicado.

Las negociaciones entre Atenas y sus acreedores para desbloquear el último tramo del rescate se rompieron el pasado fin de semana, después de que Tsipras anunciara su intención de celebrar el próximo domingo, 5 de julio, un referéndum sobre la propuesta de las instituciones europeas. La Comisión Europea dejó la puerta abierta a negociar un acuerdo de “último minuto”, siempre que Tsipras aceptara las condiciones de la última propuesta de las instituciones europeas e hiciera campaña por el ‘sí’ en el referéndum. Según fuentes comunitarias, Grecia ha perdido más de 16.000 millones de euros al no haberse logrado un acuerdo ayer.

Juncker y Schaeuble

Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, aseguró este miércoles que se mantiene en “contacto permanente” con el Gobierno griego, si bien evitó hacer comentarios sobre la última carta de Tsipras. “Estoy en permanente contacto con las autoridades griegas, y con otras”, declaró Juncker durante un encuentro con los periodistas en Bruselas, citado por Europa Press. “Si quisiera dar una rueda de prensa sobre Grecia, habría convocado una rueda de prensa sobre Grecia”, añadió tajantemente en relación con la carta de Tsipras. 

Asimismo, el ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schaeuble, insistió este miércoles en que no puede haber acuerdo con Grecia mientras Atenas “no cambie de actitud” hacia las instituciones y advirtió de que, en tal caso, las condiciones para un hipotético nuevo rescate serían diferentes y se someterían a la aprobación del Parlamento de Alemania. “La segunda carta de Tsipras no ha aportado claridad (…) No hay una base para una negociación seria, pero siempre estamos abiertos para discutir”, añadió en rueda de prensa el ministro germano.

En todo caso, Schaeuble afirmó que la actual situación es “completamente nueva” e incluso existen rumores “incluso de cancelación del referéndum”. “Esto no es serio, necesitamos claridad y saber cuál es la situación”, declaró el ministro alemán, quien recordó que Grecia “hasta el momento” no ha cumplido sus obligaciones y ha impagado los créditos del Fondo Monetario Internacional. Si quiere seguir recibiendo las ayudas pendientes, advirtió, “debe cumplir las condiciones de los acreedores”.

El FMI confirma que Grecia no ha pagado

El Fondo Monetario Internacional (FMI) confirmó este miércoles que Grecia no había efectuado el pago de los 1.600 millones de euros debidos al organismo, cuyo plazo vencía esta pasada medianoche, y declaró al país “en mora”. “Confirmo que el pago de cerca de 1.600 millones de euros debidos por Grecia al FMI hoy no ha sido recibido. Hemos informado al Directorio Ejecutivo de que Grecia está ahora en mora y solo puede recibir fondos una vez que los atrasos hayan sido cumplidos”, indicó Gerry Rice, portavoz del organismo en un breve comunicado.

Se trata del primer impago de un país avanzado en las más de siete décadas de historia del FMI y el de mayor cuantía. Asimismo, Rice indicó que la institución “había recibido una petición de las autoridades griegas de una extensión del pago, que pasará al Directorio Ejecutivo siguiendo los cauces debidos”. El último país que había incurrido en suspensión de pagos de gran magnitud con el organismo internacional fue Zimbabue en 2001.