Las dos comunidades autónomas, locomotoras de la economía española, son las únicas que se anotan sendas subidas, del 1,3% y el 0,6% respectivamente, en el segundo trimestre de este año.

Según los datos del último informe de la sociedad de tasación Tinsa, la caída de los precios del metro cuadrado residencial se está moderando, ya que en el periodo que abarca los meses de abril, mayo y junio, la bajada media en toda España alcanzó el 2,9%, por debajo del 4,5% del mismo periodo de 2014.

El presidente de Tinsa, Ignacio Martos, ha matizado en una rueda de prensa que las variaciones en los precios están siendo “dispares” entre áreas geográficas, lo que es “típico de un cambio de tendencia”.

Las autonomías en las que más han bajado los precios de la vivienda han sido Cantabria (-8,6%) y Navarra (-11,7%)

La diferencia a la que se refiere es evidente, si se tiene en cuenta que el resto de autonomías muestran todavía retrocesos en los precios. Las que más han bajado han sido Cantabria (-8,6%) y Navarra (-11,7%).

No obstante, en lo que va de año, los precios han subido, además de en Cataluña (1,9%) y Comunidad de Madrid (0,7%), en País Vasco (0,3%) y en Galicia y Castilla La-Mancha (0,6%).

Pese a la mejoría, los precios todavía se encuentran muy lejos de sus máximos históricos, que se alcanzaron en 2007. La bajada más amplia ha sido la que ha sufrido la vivienda en Castilla La-Mancha, donde los precios están un 52,6% por debajo de los que se registraron en 2007.

“Estamos digiriendo un stock brutal que se quedó sin vender. También hay áreas en las que se construyeron casas para una demografía que ya no existe. Hay zonas en las que será muy difícil sacar el stock”, ha indicado Martos.

Diferencias por zonas

La disparidad de precios no se limita a las comunidades autónomas. Por provincias, con respecto al segundo trimestre del año anterior, las valoraciones han subido en Barcelona (3,4%), Cuenca (1,2%), Tarragona (0,8%), Madrid (0,6%), León (0,4%) y Huesca (0,3%).

El informe analiza en esta edición los cambios en las principales ciudades de España. De esta forma, se aprecia que entre las 5 grandes capitales -Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia y Zaragoza-, el precio más alto por metro cuadrado se encuentra en Barcelona (2.389 euros), mientras que Zaragoza es la más barata (1.099 euros). También son los extremos en la variación interanual, dado que el coste por metro cuadrado ha subido un 4,9% en la ciudad condal y ha bajado un 4,4% en la capital del Ebro.

Pero las diferencias de precio por zona llegan más allá y se aprecian con mucha claridad en los barrios de estas ciudades. El distrito más caro de Madrid (Chamberí, 3.308 €/m2) triplica en precio al más barato (Villaverde, 1.181 €/m2).

El barrio más caro es el barcelonés de Sarriá-Sant Gervasi (3.501 euros por metro cuadrado) y los más baratos son los barrios rurales del oeste de Zaragoza (783 euros)

El barrio más caro de todos los estudiados es el de Sarriá-Sant Gervasi, en Barcelona, con 3.501 euros por metro cuadrado, mientras que la media más baja se puede encontrar en los barrios rurales del oeste de Zaragoza, con 783 euros por metro cuadrado.

También hay desigualdades entre comunidades en lo que se refiere al esfuerzo económico que hay que hacer para comprar una vivienda.

La diferencia entre los años de salario que hay que invertir en la compra de una vivienda puede pasar de 4,4 años de media en Zaragoza a 12,2 años en las Islas Baleares. No obstante, el porcentaje de ingresos anuales que hay que dedicar a pagar una hipoteca ha bajado del 33% del boom al 23% en la actualidad.

 

Foto: Flickr – Concrete Forms