El sindicato mayoritario de controlares aéreos franceses (SNCTA) confirmó este miércoles su decisión de mantener la convocatoria de huelga los días 2 y 3 de julio –el jueves y viernes de esta semana–, “tras más de 25 horas de negociación”, según informa el organismo en un comunicado citado por Europa Press.

El colectivo convoca esta segunda protesta contra la externacionalización de ciertos servicios de subdivisiones técnicas y por el incremento de las tasas de control. El sindicato califica de “deplorable” la situacion de “bloqueo y continuo conflicto a consecuencia de la incapacidad del Gobierno de conducir un diálogo social moderno”.

Según informan los medios galos, el servicio mínimo impuesto para estos próximos dos días en el país vecino es del 50%, tal y como ocurriera los días 8 y 9 de abril, fechas en las que también el SNCTA convocó paros de actividad. Durante esas dos jornadas, el 40% de los vuelos fueron cancelados.

El secretario de Transportes francés, Alain Vidalies, asegura que propusieron una gratificación de 2.500 euros a repartir en diez meses para cada controlador. “Las consecuencias serán graves para el transporte aéreo, tanto nacional como europeo, penalizando fuertemente a los pasajeros”, recalcó el político, según informa Le Figaro.

Demandas del colectivo

Ya a finales del mes de junio, el SNTCA realizó un preaviso de huelga ante la falta de recursos “técnicos y humanos” del control aéreo en Francia, pidiendo además una mejora salarial.

Reclaman además la “modernización de los sistemas de navegación” y un análisis preciso del personal de controladores cualificados de cara a 2020.

El colectivo busca también negociar con Francia las condiciones de la edad de retirada, ya que es el único país de Europa Occidental que permite trabajar a los controladores aéreos hasta los 59 años.