El socialista Emiliano García-Page fue investido este miércoles de Castilla-La Mancha gracias al apoyo de los 16 parlamentarios del PSOE y los dos de Podemos, frente a los 16 votos en contra del Partido Popular, según han informado las agencias.

García-Page, que tomará posesión el sábado 4 de julio en un acto público en el Palacio de Fuensalida de Toledo, sede de la Presidencia regional, será el tercer presidente socialista de la comunidad autónoma en 32 años de democracia en Castilla-La Mancha y relevará en el cargo a María Dolores de Cospedal, que ha presidido el único gobierno del PP en la región.

García-Page nació en Toledo el 11 de junio de 1968. Casado y con dos hijos, es licenciado en Derecho y actual secretario regional del PSOE. Su carretera política se remonta a 1987 cuando fue elegido concejal en el Ayuntamiento de Toledo, donde fue alcalde entre 2007 y 2015.

En sucesivos gobiernos de Castilla-La Mancha, ocupó las consejerías de Obras Públicas (1997-1998), la portavocía del Ejecutivo (en distintas etapas), la titularidad de la Consejería de Bienestar Social (1999-2000), la de Relaciones Institucionales (2004-2005) y la Vicepresidencia Segunda (2005-2007).

Durante el debate de investidura, García-Page expuso un programa político desarrollado a través de diez ejes (“diez mandamientos”) que se resumen en la palabra “honestidad”. Asimismo, se mostró dispuesto a consensuar y dialogar con todos, y especialmente con la presidenta del Grupo Parlamentario Popular, María Dolores de Cospedal, y tuvo palabras de agradecimiento para los dos representantes de Podemos, con quienes ha alcanzado el acuerdo de investidura.