Si no puedes con el enemigo únete a él. Y si eso tampoco funciona, invierte dinero y crea empresas para competir en igualdad de condiciones. Eso es lo que ha hecho Banco Santander al crear una joint venture con Monitise para desarrollar nuevas startups fintech durante los próximos años.

Las dos empresas proporcionarán un total de 15 millones de dólares de capital cada dos años para invertir en el desarrollo de empresas fintech. Esta tipología de startups se caracteriza por ofrecer servicios financieros con un alto componente tecnológico.

Pagos y transacciones, banca online, negociación de mercados, gestión de materias primas, financiación colectiva, desarrollo de sistemas de seguridad financiera, asesoramiento online, monederos digitales… estos son algunos segmentos que las grandes entidades financieras estaban perdiendo a favor de las nuevas startups que estaban entrando en el sector. Por ello Banco Santander ha decidido llevar a cabo esta unión y adentrarse de lleno en la creación de sus propias (al menos financiadas) startups.

Monitise, una empresa dedicada a la gestión de pagos móviles, puede ser el socio perfecto para Santander en la búsqueda de nuevos mercados que le acerquen a clientes menos tradicionales o que buscan en el entorno digital nuevos productos.

Esta joint venture empezará a trabajar a finales de este año. El funcionamiento puesto en marcha será el siguiente: una vez que se haya creado la startup, la entidad financiera será quien haga el respaldo económico mientras que Monitise hará la integración de los servicios tecnológicos para la conexión de los servicios financieros.

Otro de los motivos que busca Santander con la creación de este tipo de startups es que sean clientes de sus propios servicios. Es decir, ante el desarrollo de este tipo de empresas pasará a controlar directamente su capital y entrar en un mercado que se le estaba complicando.

Imagen | Flickr – Nacho