Telefónica ha presentado una oferta de 1.350 millones de euros a la Liga de Fútbol Profesional (LFP) por la explotación de los derechos televisivos audiovisuales en el extranjero en los próximos tres años, según recoge Europa Press de fuentes cercanas al proceso.

En concreto, la compañía, que ya cuenta con los derechos del Barcelona, Real Sociedad, Celta y Espanyol, ha ofrecido 450 millones de euros fijos por cada año. La oferta se ha realizado directamente a la LFP.

La LFP comunicó el pasado 19 de junio que había llegado a un acuerdo con 38 clubes de las Ligas BBVA y Adelante para adelantar la venta conjunta de sus derechos audiovisuales a 2015-16.

La oferta de Telefónica supone 50 millones de euros más de los comprometidos por Mediapro, que garantizaba el pago de 400 millones de euros si era designada como agente para negociar la venta de sus derechos internacionales, han explicado las fuentes.

¿Y el fútbol de aquí?

Durante la próxima temporada, aunque ya está aprobada en real decreto la venta centralizada de los derechos por parte de la Liga, lo más probable es que se viva una prórroga de la situación actual, lo que implicará que el grueso de los derechos los comercializará Mediapro, de acuerdo con Movistar, aunque ésta no tendrá aún contenidos en exclusiva para la temporada 2015/2016. Así las cosas, estos contenidos no formarán parte de la oferta mayorista.

Sin embargo, a partir del próximo año la cosa cambiará. El objetivo de la Liga es ingresar entre 500 y 600 millones de euros por esos derechos. Si Telefónica los compra en exclusiva, la fórmula establecida para repartirse la factura haría que Orange multiplicase por más de diez lo que paga ahora, sin saber la aceptación del producto ni cuantos clientes podría obtener. En el caso de Vodafone habría también un notable incremento, ya que tendría que hacerse cargo de casi una quinta parte de la cuenta.

Para colmo, si finalmente Movistar se hiciera con los derechos de todo el fútbol en exclusiva, se espera que presente dos canales más, uno de Liga y otro de Champions. En ese caso, su oferta mayorista global sería de seis canales, de los que los rivales sólo pueden coger, recordémoslo, el 50%. ¿Qué hacer entonces? Dejar de dar series para dar fútbol a un precio exorbitado, sin garantías de recuperar la inversión?

Desde los operadores alternativos, en todo caso, no descartan que finalmente la venta centralizada se haga este mismo año, y que la subasta se lleve a cabo a mediados de julio.