El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este martes que devolverá este mismo año otra parte de la paga extra suprimida en 2012 a los empleados públicos si la recaudación sigue evolucionando bien, como lo está haciendo hasta ahora.

Así lo ha señalado Rajoy en declaraciones a la Cadena Cope recogidas por Europa Press, donde ha asegurado que la supresión de esta paga fue uno “de los momentos más duros” que vivió como político.

Según el presidente, tomó la decisión de suprimir la paga después de una tarde dándole vueltas con todo su equipo económico y cuando la prima de riesgo estaba por encima de los 600 puntos, gran parte de las empresas del Ibex no podían financiarse y tampoco muchas CC.AA.

“Tuvimos que tomar decisiones muy duras como ésta o la subida del IVA”, ha dicho Rajoy, tras recordar que posteriormente se comprometió a recuperar lo perdido a medida que las posibilidades lo permitieran, lo que les llevó a devolver a los funcionarios el 25% de la paga a principios de año.

Ahora, tal y como ha dicho, le gustaría “al menos” recuperar otra parte en lo que queda de año, pero dependerá de cómo vaya la recaudación. “Si va bien, tomaremos una decisión”, ha dicho, tras asegurar que la supresión de la extra fue una de las decisiones que permitieron evitar el rescate.