Los ministros de Economía de la eurozona han concluido su teleconferencia sin lograr un acuerdo de último minuto sobre Grecia, pese a que el primer ministro heleno, Alexis Tsipras, había pedido una prórroga para evitar el impago cuando expire el programa actual esta medianoche, y tener así tiempo para negociar un tercer rescate de 29.100 millones de euros.

El Eurogrupo tendrá una segunda reunión telefónica mañana miércoles para “evaluar” los detalles de la nueva propuesta griega, han informado a Europa Press fuentes europeas.

En una carta al Eurogrupo y a los miembros del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), Tsipras plantea al Eurogrupo negociar un tercer rescate de dos años para hacer frente “exclusivamente” a los vencimientos de deuda externa e interna, pero no ofrece condiciones a cambio. Mientras, plantea una “breve prórroga” del actual rescate -que expira esta medianoche- para evitar un “impago técnico”.

Esta medianoche, además del programa actual de rescate, también expira el plazo para que el Gobierno griego haga frente al pago de 1.500 millones de euros al FMI.

“Es lamentable para Grecia que el programa (de rescate) expire sin ningún acuerdo que le dé seguimiento y que se pongan en riesgo los resultados positivos del programa”, ha dicho el director del MEDE, Klaus Regling, en un comunicado.

Por su parte, el ministro de Finanzas finlandés, Alexander Stubb, ha explicado que, de las tres peticiones incluidas en la carta remitida por el Gobierno griego, “la prórroga del rescate o la quita (de la deuda) no son posibles”. En cuanto a la petición de un tercer rescate, Stubb ha explicado en su cuenta de Twitter que “se abordará a través de los procedimientos normales”.

También se ha manifestado en las redes sociales el ministro de Finanzas eslovaco, Peter Kazimir, y ha sido igual de duro al comentar que el plazo se ha acabdo y ya no se puede hacer nada más allá de hoy.