La candidata del PSIB a la presidencia del gobierno balear, Francina Armengol, ha anunciado este lunes durante su discurso de investidura en el Parlament la creación de un impuesto turístico.

Durante su intervención, la dirigente socialista afirmó que la creación de un “impuesto turístico” que tenga como “finalidad la reinversión en el sector y ayudar a un país a ser más sostenible no es una reivindicación, sino una obligación”, según ha informado Europa Press.

Durante su intervención, que ha durado unos 45 minutos, ha dicho que “las primeras decisiones de choque serán para afrontar la pobreza y la exclusión social” y en este sentido, ha hecho hincapié en que devolverá las “20.000 tarjetas sanitarias”.

Además, advirtió de que la “sociedad está muy polarizada por el turismo” y por esto se deben “potenciar la industria, las empresas medianas”, y desarrollar “un Plan de Industria para mejorar el mapa industrial de Baleares”.