La agencia de calificación crediticia Fitch Ratings ha rebajado a la categoría de ‘default selectivo’ (‘RD’) las calificaciones de los cuatro principales bancos griegos debido a los controles de capital puestos en marcha por el Gobierno de Atenas el pasado domingo.

Según explica la agencia en un comunicado, citado por Europa Press, los bancos afectados por su decisión son National Bank of Greece, Piraeus Bank, Eurobank Ergasias y Alpha Bank, entidades a las que también ha rebajado el rating a corto plazo a ‘RD’ y el rating de viabilidad a ‘f’.

La agencia explica que los controles de capital, y especialmente las retiradas de depósitos en Grecia, suponen un ‘default selectivo’, porque son restricciones que afectan a una parte material de las obligaciones senior de los bancos.

En este sentido, añade que sus ratings reflejan el nivel “excepcionalmente alto” de riesgo crediticio debido no sólo a los controles de capital, sino también a las pobres perspectivas de recuperación en caso de ‘default’, dada la “muy débil” calidad de los activos y la gran cantidad de activos y pasivos preferentes.

Además, añade que la rebaja del rating de viabilidad indica que sin los controles de capital las entidades hubieran quebrado tras las masivas fugas de depósitos y la decisión del pasado domingo del Banco Central Europeo (BCE) de elevar el techo de la línea de liquidez de emergencia.