La tasa de desempleo en la zona euro se mantuvo estable en mayo por segundo mes consecutivo en el 11,1%, su nivel más bajo desde marzo de 2012, según los datos ofrecidos por Eurostat, que vuelve a colocar a España como el segundo país con peores cifras de toda la región con una tasa del 22,5%, dos décimas menos que el mes anterior.

En comparación con mayo de 2014, según recoge la agencia Europa Press, la tasa de paro de la eurozona bajo cinco décimas, mientras que la de España registró un descenso de 2,2 puntos porcentuales, ya que hace un año la tasa de desempleo era del 24,7%.

Por su parte, en el conjunto de la Unión Europea (UE) la tasa de desempleo también se mantuvo estable en mayo, en el 9,6%, su nivel más bajo desde julio de 2011. Además, esta cifra es siete décimas inferior a la del mismo mes de 2014.

La agencia estadística europea calcula que 23,348 millones de personas carecían de empleo en mayo en la UE, de los que 17,726 millones se encontraban en la zona euro, lo que supone un descenso mensual de 38.000 y 35.000 parados, respectivamente.

Respecto al mismo mes de 2014, la cifra de desempleados entre los Veintiocho descendió en 1,575 millones de personas y en la zona euro bajó en 939.000.

Entre los países miembros cuyos datos estaban disponibles, las menores tasas de paro se registraron en Alemania (4,7%) y Reino Unido (5,4% en marzo), mientras que las más altas fueron las de Grecia (25,6% en marzo) y España (22,5%).

En comparación con mayo de 2014, el paro ha bajado en 22 países, aumentado en cinco y se ha mantenido estable en Chipre. Los mayores descensos se han registrado en Lituania, España e Irlanda y los mayores aumentos en Bélgica, Francia, Rumanía, Austria y Finlandia.

Por otro lado, la tasa de paro masculino se mantuvo estable tanto en la eurozona (10,9%) como en la UE (9,5%) en comparación con abril,  mientras que el paro femenino bajo una décima tanto en la UE (11,2%) como en la zona euro (9,7%).

Asimismo, la tasa de paro entre los menores de 25 años descendió dos décimas en la eurozona, hasta en el 22,1%, mientras que en el conjunto de la UE se redujo una décima, hasta alcanzar el 20,6%.

Respecto a España, el paro juvenil bajó tres décimas, hasta el 49,3%, mientras que la tasa de paro masculina descendió al 21%, tres décimas inferior a la del mes anterior, y la tasa de desempleo femenina se redujo al 24,2%, una décima menos que en mayo.