El parqué madrileño abrió la sesión de este martes con una caída del 0,4%, aunque poco a poco las compras fueron ganando terreno y a los cinco minutos del arranque de la sesión el selectivo viraba a positivo y se anotaba una subida del 0,13% (9.07 horas). No obstante, la alegría duraba poco y el Ibex regresaba a terreno negativo, aunque aguantaba en los 10.800 puntos.

El mercado amanecía así más tranquilo después de que el Ibex registrara ayer su mayor caída desde agosto de 2012 (-4,56%) por la situación en Grecia, según ha informado Europa Press. También se lo tomaban con más calma las principales plazas europeas. Londres y París cedían un 0,4%, Milán se dejaba un 0,5% y Francfort sólo perdía un 0,3%.

Nada más comenzar la sesión de este martes en el parque madrileño, casi todos los valores se quedaban en el lado de las pérdidas, a excepción de Sacyr, que se revalorizaba un 1,5%. Sin embargo, apenas un par de minutos después, otras cotizadas se unían a la ‘fiesta’, entre ellas los grandes bancos, BBVA y Santander.

Entre los valores que más perdían en la apertura se encontraban Bankia (-0,977%), Red Eléctrica (-0,826%) e IAG (-0,805%).

En el mercado de deuda, la prima de riesgo española escalaba hasta los 165 puntos básicos, frente a los 157 enteros de la apertura, mientras que el interés subía hasta el 2,378%. Mientras tanto, en el mercado de divisas, el euro aguantaba el tipo y se intercambiaba a 1,1176 dólares.