Un ambiente de tensión política se vive en Ciempozuelos. Según cuentan vecinos del municipio a SABEMOS, la crispación ha ido en aumento desde que el pasado 13 de junio fuera elegido el equipo de gobierno del Ayuntamiento, integrado por representantes de Ahora Ciempozuelos , la candidatura ganadora de los comicios del 24-M. Amplios sectores de vecinos denuncian que un individuo con largo historial delictivo por narcotráfico y robo se jacta de controlar en la sombra el consistorio a través de su hermana e hijo, que hoy ocupan los sillones de alcaldesa (la primera) y de concejal de Educación, Deportes, Servicios Sociales, Comunicación y Festejos (el segundo).

El caso de Ciempozuelos (23.354 habitantes, según el último censo de población) es peculiar en la Comunidad de Madrid. Fue el único ayuntamiento de la región donde la lista más votada está formada por una candidatura de las llamadas municipalistas o de unidad popular, que integra a militantes de Izquierda Unida, Podemos y Equo, además de independientes que decidieron presentarse a las elecciones bajo las siglas de Ahora Ciempozuelos, tras aceptar un “código ético de confluencia”.

La candidatura de Ahora Ciempozuelos se impuso el pasado 24 de mayo, tras lograr siete concejales, frente a los cinco del PSOE, los cuatro del PP, tres de Ciudadanos por Ciempozuelos y dos del PIC. Hasta el pasado 13 de junio, el Partido Popular gobernaba el consistorio con nueve ediles.

La cabeza de lista de Ahora Ciempozuelos, María Jesús Alonso Lazareno, más conocida por el sobrenombre de Chus y con una intensa actividad en Twitter (@chuslazareno), fue elegida al frente de la formación al no presentarse ninguna otra candidatura. El resto de las fuerzas políticas decidieron favorecer el gobierno de la lista más votada.

No era la primera vez que Chus Alonso y su sobrino Jorge Alonso Díaz aspiraban a convertirse en las máximas autoridades municipales de Ciempozuelos. Lo intentaron hace cuatro años como número uno y dos de la candidatura de Izquierda Unida-Los Verdes de la Comunidad de Madrid.

El pasado día 13, en la toma de posesión de la tía y sobrino como primeros ediles del pueblo madrileño, no faltó al acto Francisco Alonso Lazareno, Paco, hermano de la alcaldesa y padre del concejal de Educación y Deportes. En las fotografías tomadas aquel día en el salón de plenos de la casa consistorial puede verse a Paco temblar de alegría y satisfacción, al escuchar las palabras de su hijo dirigiéndose al respetable como nuevo y flamante edil. Su propia hermana hizo algo parecido y en el capítulo de agradecimientos brindó a su familia el nuevo cargo.

El Ayuntamiento niega poderes en la sombra

Sin embargo, algunos vecinos comentan que el auténtico poder municipal es, precisamente, Paco Alonso, a quien han oído en reiteradas ocasiones jactarse de que es él el que controla en la sombra el Ayuntamiento. En cambio, fuentes del actual equipo de gobierno consultadas por SABEMOS rechazan categóricamente tal extremo. “No existe en Ciempozuelos más poder que el emanado de las urnas durante la elecciones municipales y autonómicas del pasado mes de mayo”, afirman las mismas fuentes.

No obstante, la preocupación de los vecinos aumenta debido al importante bagaje de antecedentes policiales por tráfico de drogas y robo con violencia que atesora el hermano de la alcaldesa, circunstancia conocida por casi todos los habitantes de Ciempozuelos.

Según el historial policial, Paco Alonso fue detenido en Melilla hace algunos años, acusado por la Guardia Civil de tráfico de estupefacientes. No sería esta la primera vez que lo arrestan por la comisión de presuntos delitos, según su ajuar policial. En 2007 fue detenido por robo con violencia. Ese mismo año las fuerzas del orden le denunciaron por un presunto consumo de cocaína en una vía pública de la localidad madrileña de Valdemingómez, en compañía de unos amigos. En el pueblo se comenta que Paco Alonso se encuentra en situación de libertad provisional a la espera de juicio.

La alcaldesa de Ciempozuels (izda) con su hermano (centro) y su sobrino (derecha)

En el perfil de Twitter de la alcaldesa no hay mención expresa a su hermano. Sólo una recurrente defensa de la República y su bandera, de la lactancia materna, numerosas referencias a las recientes celebraciones del orgullo gay, o comentarios elogiosos sobre sus antiguos líderes en Izquierda Unida.

La familia Alonso Lazareno -natural de Ciempozuelos- goza de buena fama entre los habitantes de la localidad. “Son conocidos en el pueblo como los nietos de Jesús, El Caballito, un empleado de Renfe que siempre se dedicó a trabajar”, aseguran algunos vecinos.

En su discurso de toma de posesión, la nueva alcaldesa se encargó de asegurar que “Ahora Ciempozuelos surgió de la constatación de una evidencia: en los últimos años quienes han regido nuestro ayuntamiento no han propiciado ni la participación ni la transparencia”. Se olvidaba señalar que fue la exalcaldesa del municipio, María Ángeles Herrera, quien solicitó la intervención de la Cámara de Cuentas para que fiscalizara las irregularidades que encontró al llegar a la alcaldía, el llamado caso Ciempozuelos. Aunque Herrera fue imputada por presuntos delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos, tanto el Tribunal de Cuentas como el juzgado de instrucción número cuatro de Valdemoro señalaron que no tuvo responsabilidad alguna en los hechos.