Ante el miedo que puede provocar la situación de desconcierto que está viviendo Grecia y de que ésta se traslade a España, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha querido tranquilizar a los españoles afirmando que gracias a las reformas que se han realizado en España no va a ocurrir nada parecido a lo que pasa hoy en el país griego.

Además, durante su comparecencia en Madrid junto al presidente de la UMP y al expresidente francés, Nicolás Sarkozy, Mariano Rajoy ha indicado que el esfuerzo de los españoles es el que permite que “esto no ocurra en España”. Además, ha añadido que el Gobierno intentará que las cosas salgan bien, mientras que Grecia también “debe poner algo de su parte y saber que tiene que cumplir con sus obligaciones como han hecho otros países sometidos al rescate”.

Por otro lado, el presidente del Gobierno, al ser preguntado por el comunicado de Podemos en el que aseguraban que Syriza está actuando de forma ejemplar, explicó que esta opinión no la sostienen todos los gobiernos de la zona euro. Además, negó que España se haya sometido a ninguna institución, como señala Podemos.

“España ha hecho una política económica que ha servido para que no tuviéramos que ser rescatados y para que empezáramos a crecer y crear empleo”, destaca Rajoy, que también recordó que tras la llegada de Syriza a Grecia el país ha pasado de tener una previsión de crecimiento del 3% a anotar un crecimiento negativo.

“Es la diferencia ente las políticas serias y las que no son tan serias y llevan a lo que estamos viendo hoy en día en Grecia, a que la gente no pueda sacar su dinero. Esto en España no va a pasar porque es un país serio y ha tenido un Gobierno serio“, afirmó.

Grecia ha roto “unilateralmente” las negociaciones al convocar un referéndum, según Mariano Rajoy, que indicó que hasta el martes por la noche aún hay tiempo para la negociación. Sin embargo, incidió en que Europa no puede cambiar las normas y que “cuando uno está en una negociación, puede pedir cosas y recabar la ayuda de los demás, pero también tiene obligaciones“.

“Que 18 países tengan que cumplir las normas y uno no, así no puede funcionar ninguna organización”, subrayó el presidente del Gobierno, quien aseguró que la Unión Europea ha sido “muy solidaria” con Grecia prestándole el 90% de su PIB.