El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, tiene muy claro lo que supondría una respuesta negativa por parte de los griegos al referéndum planteado por Alexis Txipras: “Un ‘no’ querría decir que Grecia dice no a Europa”.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha pedido este lunes a los ciudadanos griegos que voten “Sí” en el referéndum convocado para el próximo domingo 5 de julio a la propuesta de los acreedores sobre ajustes y reformas para desbloquear el rescate para dar una señal de que quieren seguir en la eurozona.

Juncker ha acusado al Gobierno de Syiriza y a su primer ministro, Alexis Tsipras, de romper de manera unilateral las negociaciones el viernes, cuando anunció la convocatoria del referéndum, y de no decir la verdad a los votantes sobre las propuestas de la troika.

Pediré al pueblo griego que vote ‘Sí’ porque el voto será una señal para Grecia y para otros países miembros. Si el pueblo griego responsable -consciente del rol nacional y europeo que juega- vota sí, el mensaje para resto de Estados miembros y más allá de la UE querría decir que Grecia quiere quedarse con los otros países de la eurozona y de la UE”, ha dicho Juncker en una rueda de prensa.

“El mensaje de un ‘no’ será desastroso para los acontecimientos posteriores”, ha avisado el presidente de la Comisión. “Un ‘no’ querría decir, independientemente de la pregunta, que Grecia dice no a Europa”, ha subrayado.