Después de 8 años al frente de Filmin, la plataforma para ver películas y series independientes a través de internet, Juan Carlos Tous es toda una figura del sector audiovisual español. Por eso, durante la gala de entrega de los Premios Proyecta 2015, en la que se dio la cita la flor y nata del marketing de cine, Tous no dejaba de saludar a compañeros.

Este empresario tuvo la visión de, en lugar de pensar que internet era el enemigo del cine, servirse de la red para conseguir que los contenidos llegasen a los usuarios que estuvieran dispuestos a pagar por un catálogo de títulos audiovisuales.

Ahora, Filmin se enfrenta a la llegada de un competidor a España, Netflix, que amenaza con atraer a un gran público a partir de octubre.

¿Cuánta gente paga por Filmin?

“Tenemos alrededor de 270.000 personas que al menos una vez al año han gastado 1 euro en Filmin”

Tenemos alrededor de 270.000 personas que al menos una vez al año han gastado 1 euro. Hay quien ha venido a comprar una película y se ha vuelto a ir, hay quien vuelve frecuentemente, hay quien viene y se suscribe…

¿Cuántos títulos les ofrecéis?

Hoy estamos cerca de los 8.000.

Y en expansión, ¿verdad?

Sí, no paramos. Nosotros subimos entre 100 y 200 títulos al mes. Depende del mercado y de las adquisiciones. Nuestro modelo es un modelo de revenue sharing, porque nos gusta compartir con el productor más que ir a comprarle los derechos. De ahí que sea difícil; exige mucha transparencia, mucha dedicación, pero lo vamos consiguiendo.

¿La percepción de que las producciones independientes se preocupan menos por el dinero es real?

Te voy a ser sincero: si no vamos a por multinacionales, que sería la diferencia con otros competidores, es por el hecho de que las multinacionales exigen un mínimo garantizado por los títulos, exigen un pago para tener los derechos durante un tiempo. Nosotros somos partidarios de otra estrategia: tú tienes la película y yo tengo el canal, tengo el know-how, así que vamos juntos, para que tú saques rendimientos, igual que yo. Por nuestro músculo financiero, somos independientes, no tenemos detrás una gran compañía; lo que no podemos es comprar títulos y pagar fees a final de año, eso nos supera.

Seguro que te esperarías esta pregunta…

[Interrumpe, sonriente] Viene Netflix, ¿no?

… Está a punto de entrar Netflix en España. ¿No tenéis miedo?

“Netflix viene a dinamizar el mercado, va a sumar gente a las nuevas formas de acceder a peliculas a través de tabletas, a través de smartphones, de televisiones conectadas, de internet…”

No, al contrario. Yo estoy deseando que vengan desde hace mucho tiempo. Nuestra oferta es muy distante de la de Netflix, no somos concurrentes. Yo entiendo que somos los pequeños en este mercado y cuanto más grande sea el pastel, más grande será la porción que nos corresponda. Netflix viene a dinamizar el mercado, va a sumar gente a las nuevas formas de acceder a peliculas a través de tabletas, a través de smartphones, de televisiones conectadas, de internet… Van a poner de moda el consumo a través de la red y eso agrandará el mercado. Pero la oferta es diferente, somos más un complemento que un competidor. Creemos que muchas películas que no encuentres en Netflix las tendremos en Filmin, y viceversa. Netflix también está muy enfocado hacia el consumo televisivo: de cada 4 clics, 3 son de series de televisión. En cambio, nosotros tenemos más en cine y menos en series. Consideramos que seremos un complemento: quien quiera tener una oferta completa en casa, tendrá que contar también con Filmin, que tiene muchos estrenos exclusivos, cine de autor y cine europeo.

¿Puede ayudar Netflix a instalar la idea en la mente del consumidor de que si quieres contenido tienes que pagar?

Seguro. Yo estoy encantado de que vengan y ojalá hubieran venido hace 2 años. Ya está bien con eso de que no se paga. No es caro, es fácil, es familiar, no es elitista, no es complicado… Lo van a hacer fácil, a un precio tan asequible como para poder contrarrestar ese consumo tan habitual en España, el que es libre y gratuito.

Está Filmin, está Wuaki, ahora estará Netflix…

… Yomvi, Nubeox…

… Movistar Series… ¿No hay demasiados actores en el mercado?

“Es desproporcionado el favor que se le está haciendo a través de los medios a Netflix, que aún no ha gastado ni un solo euro en publicidad y ya sabe todo el mundo que viene”

Depende de cómo te orientes. Adonde nos dirigimos nosotros, estamos solos. Es un nicho. Pero claro, para un servicio mass media, más comercial, pues sí que hay varios players como Wuaki, Movistar y Yomvi (que veremos como acaba su unión). Ahora llegará también Netflix. Veremos si hay espacio para todos, pero nosotros estamos tranquilos. Eso sí, estamos viendo que es desproporcionado el favor que se le está haciendo a través de los medios a Netflix, que aún no ha gastado ni un solo euro en publicidad y ya sabe todo el mundo que viene. Ojalá nosotros hubiéramos tenido una pequeña parte del apoyo que ellos están teniendo. Esto ya parece “Bienvenido, Mister Netflix”. De todas formas, estamos contentos porque esto va a hacer crecer al mercado. A mí, que se hable de Netflix en los telediarios, que nos cuenten que viene el monstruo de la televisión por internet… Fantástico. Si la gente sabe que se puede consumir cualquier cosa de manera legal, eso es muy bueno porque crea cultura de uso y nos beneficia a todos los competidores.

¿Empiezas a notar ese cambio en la mentalidad?

Totalmente. Nosotros, que somos los más viejos después de 8 años en este mercado, lo hemos ido viendo año a año: cómo la gente confía cada vez más, cómo se apuntan más, cómo pierden el miedo, cómo están dispuestos a pagar por la facilidad. El sistema es sencillo, es cómodo y son 8 euros al mes, no son 3 euros por una película. La gente está viendo que es cómodo, que no hace falta arriesgarse en páginas complicadas. Es fácil, es sencillo y cada día se suma más gente.

¿Cómo enfocáis el marketing desde Filmin?

“Llegamos a nuestro público objetivo a través de las redes sociales, principalmente: tenemos casi 70.000 seguidores entre Facebook y Twitter”

Para nosotros, el marketing está basado en la máxima cercanía a nuestro usuario y nuestro público objetivo. Llegamos a él a través de las redes sociales, principalmente: tenemos casi 70.000 seguidores entre Facebook y Twitter. Por otro lado, ahora estamos con el festival online de cine Atlántida, que va a mover a casi 50.000 espectadores. Nuestra forma de acercarnos al público es a través de nuestras redes sociales, de nuestra newsletter, de conferencias periódicas, de festivales a los que acudimos y a través de nuestros contenidos, agrupados por diferentes temáticas. También colaboramos muy estrechamente con las escuelas de cine a nivel nacional y cubrimos casi 26 festivales nacionales y 4 internacionales.

O sea, que invertís mucho esfuerzo y dinero.

Más esfuerzo que dinero; dinero poco, porque no tenemos. Intentamos destinar todo el dinero a mejorar la experiencia del usuario y la oferta. Todo lo demás, lo intentamos superar con recursos humanos y con una dedicación plena por parte de todo el equipo, desde la parte de los accionistas hasta la última persona del staff. La gran dificultad que hoy tenemos es cómo hacer que los 8.000 títulos te los presente a ti y acierte en lo que quieres ver. La gente destina demasiado tiempo a saber lo que quiere ver y luego se queda sin tiempo para verlo. Intentamos aprender de la experiencia del usuario y tratamos de categorizar las peliculas, como por ejemplo por estado de ánimo. Fuimos los primeros en hacerlo, con categorías como “películas para un día de lluvia”, “películas para después de que mi novia me haya dejado” o “qué vería Don Draper”.

 

El empleo en netflix

Sobre la creación de empleo con la llegada de Netflix a España, la compañía ha sido clara: “Tenemos españoles trabajando para nosotros y hemos contratado a muchos consultores en España. Pero en estos momentos no tenemos planes de abrir una oficina física”, explicaron a SABEMOS.

La compañía ha entreabierto la posibilidad de producir contenidos en nuestro país, pero siempre asumiendo que su objetivo es siempre atraer a públicos globales.