El Ministerio de Economía asegura que los turistas pueden ir a Grecia “con tranquilidad” después la imposición por parte del Gobierno griego de medidas de control de capitales en el país y el cierre de los bancos a partir de este lunes.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, aseguró este lunes al término de la reunión de la Comisión Delegada de Asuntos Económicos, que las medidas de limitación de liquidez que ha realizado el Gobierno griego no tienen por qué afectar “en absoluto” a los turistas españoles.

“Los que menos necesita el Gobierno griego es generar un mensaje alarmista para una industria que para ellos es fundamental. El turismo es una industria muy importante para Grecia”, aseguró el ministro, citado por Europa Press.

El Consejo de Estabilidad Financiera griego ha recomendado el cierre de las entidades bancarias griegas durante los próximos seis días laborables siendo la medida efectiva hasta el martes 7 de julio.

Además, ha recomendado establecer un límite de 60 euros a la retirada de efectivo en los cajeros automáticos a partir del martes. El lunes los cajeros permanecerán cerrados. Las tarjetas bancarias de entidades extranjeras seguirán funcionando con los límites que hayan fijado estos mismos bancos.

Uso de los cajeros por los españoles

Por ello en principio los turistas españoles que se encuentran en Grecia no tendrán ningún problema en utilizar las tarjetas de crédito o sacar dinero de los cajeros automáticos después de la decisión del país heleno.

El analista de XTB Rodrigo García, también citado por Europa Press, ha asegurado que se debe hacer un llamamiento a la tranquilidad entre los visitantes de Grecia porque pueden realizar pagos con tarjetas de crédito con normalidad, así como transferencias siempre que sean domésticas, “es decir siempre que no salga capital del país”.

La diferencia con los ciudadanos griegos está en el uso de cajeros, ya que los turistas pueden retirar el capital que deseen sin ningún tipo de restricciones de momento. “Como a cualquier turista, se recomienda llevar dinero en efectivo en euros para posibles emergencias, circunstancias imprevistas o retrasos, pero en ningún caso relacionado con la restricción del Gobierno griego”, explicó el analista.

En su opinión, lo que puede retirar un turista son “migajas” en comparación con lo que podrían retirar los habitantes griegos teniendo en cuenta que “pasan un tiempo limitado en el país y que sus necesidades de financiación tampoco son muy exageradas”.

Según el analista, no tendría sentido una restricción para los turistas, “tendría que haber una falta de liquidez muy fuerte y que no haya billetes físicos para satisfacer las necesidades de liquidez para que se produjeran restricciones a los turistas”. “Un turista que está en Grecia unos días no se va a volver loco sacando capital de Grecia pudiendo esperar unos días y sacarlo en su país de origen o cualquier otro país de la zona euro”, concluyó.