Los dueños de más de 244 millones de acciones han aceptado la oferta de Orange, con un precio de 13 euros por título.

De esta forma, como ha informado la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en un comunicado, se supera el umbral mínimo de aceptación, establecido en el 50% del capital social de Jazztel. Esto es, 131 millones de acciones sobre los más de 260 millones en circulación.

Con estos datos, la operación habrá supuesto un desembolso de más de 3.000 millones de euros para el operador naranja.

Orange ha informado en otro comunicado a la CNMV de que va efectuar su opción de compra forzosa de las acciones restantes de Jazztel y que va a excluir a la compañía de cotización en Bolsa. Entre los candidatos para cubrir la vacante que dejaría Jazztel en el Ibex 35 suena con especial fuerza Aena.

En un comunicado, Orange ha precisado que la venta forzosa se realizará en torno al 13 de agosto de 2015 y representará para Orange un desembolso de 176 millones de euros, que se sumarán a los 3.179 millones para pagar al 94,75% de las acciones que sí entran en la opa de manera voluntaria.

La práctica totalidad de los inversores han suscrito la oferta de Orange, que pasará a aumentar su base de clientes con los de Jazztel, en pos de luchar por el segundo puesto en el mercado español de las telecomunicaciones.

No obstante, la Comisión Europea estableció ciertos requisitos para aprobar la operación de compra. Entre ellos está la desinversión en algunos activos por parte de Orange, que han de ser vendidos a otros operadores españoles.

En concreto, el operador se comprometió a ceder una red independiente de fibra óptica hasta el hogar (FTTH) que abarca entre 700.000 y 800.000 unidades inmobiliarias y que es similar al tamaño de su red actual de FTTH en España.

 

Foto: Flickr – Rubén Vique