Al menos 27 personas han muerto y otras seis han resultado heridas en el ataque contra el hotel Imperial Marhaba, de la cadena española RIU, en la localidad de Port El Kantaui, junto a la turística ciudad de Susa, según ha informado el portavoz del Ministerio del Interior, Mohamed Ali Larui. “El autor del ataque ha sido abatido durante un tiroteo con las fuerzas de seguridad”, ha informado, en declaraciones a la agencia oficial TAP recogidas por Europa Press.

Según ha precisado, “un terrorista se ha infiltrado por la parte trasera del edificio antes de abrir fuego contra los residentes del hotel, entre los que hay turistas extranjeros y tunecinos”. Según la emisora Mosaique FM, los turistas serían de nacionalidad alemana y británica. Los medios locales habían informado inicialmente de al menos dos asaltantes. Según Reuters, la Policía está peinando aún la zona en torno al hotel y el cadáver de un asaltante yace en el suelo junto a un fusil Kalashnikov.

“Un atacante abrió fuego con un Kalashnikov contra los turistas y tunecinos en la playa del hotel”, ha relatado en el lugar de los hechos un empleado del hotel. “Solo era un atacante. Era un joven vestido con pantalones cortos como si fuera también un turista”, ha precisado. El hotel atacado es el Riu Imperial Marhaba (de 366 habitaciones y 5 estrellas) de la cadena mallorquina, ubicado en la localidad de Port El Kantaui, junto a la turística ciudad de Susa.

Los Ministerios españoles de Interior y de Asuntos Exteriores y de Cooperación han activado los protocolos de actuación correspondientes tras el atentado perpetrado este viernes en la localidad tunecina de Port El Kantaui.  El Gobierno español irá informando de las novedades que se produzcan, pues hasta este momento los datos de los que dispone, y que le ha trasladado el embajador en Túnez, son “muy preliminares”, según ha informado en la rueda de prensa al término del Consejo Europeo de Bruselas, Mariano Rajoy.

Riu tiene 10 hoteles en Túnez

RIU cuenta con un total de 10 establecimientos en Túnez, siendo una de las hoteleras de capital español con mayor número de hoteles en este país, la mayoría resorts de 5 estrellas y de régimen de todo incluido, como el Riu Imperial Marhaba atacado, y de 4 estrellas. En la localidad de Port El Kantaui, además del Riu Imperial Marhaba, la cadena cuenta con otros dos establecimientos, el ClubHOtel Riu Bellevue Park de 4 estrellas y el Riu Palace Green Park.

Fundada en 1953 como pequeño negocio vacacional de la familia Riu, fundadora y actual propietaria en tercera generación, cuenta con más de 100 hoteles en 19 países que reciben cada año a más de 4 millones de clientes y donde emplea 27.813 trabajadores. Entre las cadenas españolas con intereses en Túnez, figura también la cadena mallorquina Iberostar, con cuatro hoteles, y Vincci, con seis resort de 4 y 5 estrellas.

Condenas del turismo español

La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat) ha expresado su “solidaridad más absoluta” con Túnez y el sector turístico del país, tras el atentado terrorista perpetrado hoy en la localidad turística tunecina de Susa en el que murieron al menos 27 personas. El secretario general de la patronal, Ramón Estalella, ha señalado a Efe que todos los países del mundo “podemos vernos sometidos a una barbarie como ésta”.

La noticia “nos produce una enorme tristeza”, ha manifestado Estalella, para añadir que “nadie puede alegrarse de desgracias ajenas, pensando en que pueden beneficiar su temporada turística”. El asalto se produjo en dos hoteles, el “Imperial Mahrahaba”, de la cadena española Riu, y el vecino establecimiento “Muradi Palm Marinay”. EFECOM

Por su parte, el presidente de la Confederación Española de Agencias de Viaje (Ceav), Rafael Gallego, ha considerado hoy que el atentado terrorista registrado en Túnez “hace imposible que se pueda salvar la temporada” turística en el país. En declaraciones a Efe, Gallego ha indicado que, “desgraciadamente, este país vuelve otra vez a lo mismo en la que es su primera industria”, en referencia al atentado perpetrado también en Túnez en marzo de este año.

Esta situación “lo que va a hacer es que se hunda el destino”, ha subrayado, especialmente dado que “la mayoría de la gente que va a Túnez va a estas zonas de playa”. El atentado supone, en su opinión “casi echar el cierre” al turismo, al tiempo que se ha mostrado “seguro” de que se cancelarán viajes al país. En cuanto a la posibilidad de que parte del turismo de Túnez se desvíe a España, como ocurrió durante la Primavera Árabe, Gallego ha considerado que “por desgracia, es evidente que España es destino refugio cuando suceden este tipo de situaciones”.

Por su parte, la Alianza para la Excelencia Turística, Exceltur, ha lamentado “profundamente” el atentado terrorista. El vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda, ha dicho a Efe que el atentado se ha producido, además, en unos momentos en los que el turismo de Túnez comenzaba a recuperarse tras varios infortunios, de los que el más reciente fue el ataque terrorista al Museo del Bardo en la capital tunecina de marzo pasado.

Según Zoreda, en los últimos meses, los ingresos del sector turístico del país norteafricano se han incrementado respecto al mismo período del año anterior, gracias a la mejora de la ocupación. Con una importante bajada de los precios, Túnez ha logrado dar un impulso a la demanda y estaba consiguiendo que la gente empezara a olvidarse del asalto al Museo del Bardo de marzo pasado en el que murieron 23 personas, 20 de ellas turistas extranjeros. Zoreda ha lamentado, asimismo, que la desgracia haya afectado a un establecimiento hotelero español de la categoría y calidad de una cadena como RIU, que ha resistido en los últimos años en el país norteafricano, pese al caída de la demanda como consecuencia de la crisis política de 2010-2011, conocida internacionalmente como la Revolución de los Jazmines.