El sector español del retail físico crecerá el 0,3% en 2015, según un estudio de la consultora GfK. No obstante, las diferencias entre regiones e incluso por áreas de cada ciudad pueden decidir el éxito o el fracaso de los comercios.

La clave de la mejoría es la reactivación de la demanda interna, dicen en el informe, que ha impulsado a diversas cadenas a abrir nuevos establecimientos en España.

España es el quinto país preferido por las compañías estadounidenses de distribución para invertir

El interés en la distribución española lo confirma otro reciente estudio, esta vez de la consultora inmobiliaria CBRE, que apunta que España es el quinto país preferido por las compañías estadounidenses del sector para invertir. En concreto, un 6% de los retailers estadounidenses más activos destinaron dinero al país en 2014, sólo por detrás de Estados Unidos (26%), Italia (14%), Reino Unido (11%) y Francia (10%).

Además, destaca CBRE, Madrid y Barcelona se han posicionado entre las 20 ciudades con más presencia por parte de las 334 marcas líderes que ha analizado. En concreto, el 41,4% de estas firmas internacionales están en la capital estatal, mientras que el 39,2% cuenta con tiendas en la ciudad condal, lo que las coloca en los puestos 11 y 15, respectivamente.

A las aperturas que tienen previstas algunas cadenas internacionales se les suman las operaciones de expansión que otros grupos españoles están emprendiendo para ampliar su número de establecimientos.

Eso sí: la alegría va por barrios. El informe de GfK resalta que existe una “polarización” entre centros comerciales que funcionan bien y otros que no, en base a diferentes criterios.

Los centros comerciales líderes -La Maquinista, La Gavia y Parquesur- han sobrevivido mejor gracias a su posición dominante en el mercado

Uno de ellos es la primacía. De esta forma, los tres centros líderes de España durante 2014 –La Maquinista (Barcelona), La Gavia (Madrid) y Parquesur (Leganés)-, según los expertos de la consultora, “sobrellevaron la crisis bien en términos comparativos gracias a su posición dominante en el mercado”.

Pero también influye la orientación de las zonas comerciales. Así, las zonas dedicadas al lujo, como la madrileña Calle Serrano o el barcelonés Passeig de Gràcia, han vivido aperturas de marcas premium, mientras otras zonas “más orientadas al consumo” -como la de Goya, en Madrid- se han resentido durante la crisis.

GfK también se refiere a la situación de varios centros comerciales en Zaragoza, donde se han producido desequilibrios tras la apertura del centro comercial Puerto Venecia. En concreto, afirma que hay un “elevado número de locales comerciales vacíos” en otros centros, como Gran Casa y Plaza Imperial.

La marcha del sector

Las empresas dedicadas a la distribucion ingresaron en España durante 2014 más de 194.000 millones de euros. GfK ha destacado que estas cifras suponen una “importante mejoría”, del 0,8%, frente al descenso del 2,2% que se anotó este mercado en 2013.

Que los crecimientos en en España y en Europa vayan a ser modestos (un 0,8% en 2015, en el caso del continente) se debe a que el comercio electrónico “presiona cada vez más a las tiendas físicas”, según la consultora.

Sólo despuntará, en este sentido, Turquía, cuyo mercado de retail crecerá un 9,2% en 2015.

 

Foto: Flickr – Walter Lim