El Círculo Renta Básica pidió actualizar el listado de inscritos, que supera los 370.000, por lo difícil que pone sacar adelante iniciativas ciudadanas. La demanda ha sido atendida por la Comisión de Garantías Democráticas, aunque el partido matiza que dicha actualización aún no se está llevando a cabo.

¿Cuántos afiliados tiene Podemos? La respuesta a esta pregunta en condiciones normales sería 374.160, cifra que se corresponde con los inscritos a través de la página web del partido. Sin embargo, la formación morada se plantea revisar ese censo ante la inactividad que manifiesta buena parte de los registrados, que en su momento mandaron el nombre y DNI -no se requiere pago de cuota alguna para contabilizar como militante- pero de los que nunca más se ha sabido.

Esta situación desvirtúa la realidad y pone imposible que las iniciativas ciudadanas (ICP) salgan adelante. Dichas medidas de participación pública requieren el aval de un 10% de los inscritos para ser tomadas en consideración. Con el global de inscritos hinchado de la manera referida, la cota se antoja inalcanzable. “De todas las iniciativas presentadas, la que más apoyo había logrado apenas llegaba al 5,2%”, relata a SABEMOS Héctor Zapata, portavoz del Círculo Renta Básica y uno de los que ha encabezado la campaña por la revisión del censo. Zapata y su equipo llevan meses luchando para que la medida que da nombre a su círculo se incorpore al programa de las generales, para lo cual elaboraron una memoria sobre cómo implementarla y la presentaron en público con el apadrinamiento de Juan Carlos Monedero.

La renta básica es apoyada por 13.135 militantes, un tercio de lo exigido para ser tenida en cuenta

Sin embargo, toparon con la barrera infranqueable del 10% que nadie ha conseguido superar. “Decidimos elevar una queja ante la Comisión de Garantías y ha sido escuchada”, cuenta el portavoz, que ha visto ampliado en medio año el plazo de tres meses con que contaba para recoger avales. Esta medida de gracia -que en la práctica elimina el límite temporal porque dentro de seis meses ya habrán pasado las elecciones generales- se ha aplicado al conjunto de las iniciativas, aunque es insuficiente para Zapata.

“Nos han informado de que están estudiando el censo para adecuarlo a la realidad, es que es una demanda muy fuerte en el partido e incluso había una iniciativa presentada solo para eso, para que se corrigiera la irregularidad”, explica. Su petición de incluir la renta básica en el programa electoral ha sido hasta ahora respaldada por 13.135 militantes, experimentando una fuerte subida desde que la iniciativa se hizo pública. Sin embargo, aún permanece lejos de las 37.416 firmas que requiere para forzar un referéndum.

Caída progresiva de la participación

Lo que “es un hecho” es que “la participación ha ido bajando, en las primarias para elegir candidato en Cataluña fue de un 6%” y eso se debe al amplio volumen de afiliados que en realidad ya no se comportan como tal. Al no tener que abonar cuota, como en otros partidos, pueden figurar ad eternum en unos registros que fuentes oficiales del partido admiten que podrían actualizarse ahora. “Existe la intención de hacerlo y actualmente las áreas responsables de ello están hablándolo”, señalan esas fuentes, que inciden en que la gestión “aún no ha comenzado”.

Las áreas responsables de ello estudian cómo actualizar un censo que no se corresponde con la realidad

Otra vía contemplada para sacar adelante las ICP es reunir el respaldo del 20% de los círculos, cosa que se plantea igual de difícil porque no hay un listado oficial al respecto -los círculos están “pendientes de validación” por el partido- ni forma establecida de acceder a ellos. Así las cosas, y si la prometida revisión del censo no acabara haciéndose o se alargara demasiado en el tiempo –para septiembre el programa electoral estará perfilado-, a Zapata solo le queda la opción de pedir directamente a la dirección que no abandone la renta básica como promesa electoral. Y en ello está también.

“Nosotros permen contacto con la secretaría de Organización y la sensación es que hay una mayoría tanto en el Consejo Ciudadano como en el Consejo de Coordinación a favor de la renta”, expone el portavoz, que sin embargo percibe “muchos reparos” ante los “detractores” que podría crear recuperar la polémica propuesta. Incluida en el programa de las Europeas, quedó olvidada en el compendio de medidas económicas elaborado por Torres y Navarro el año pasado, para ser rebajada a una mera mejora de las rentas de reinserción en la campaña de las autonómicas.

Y es que pedir una renta básica incondicional para todo ciudadano español, como propone Zapata, podría provocar una avalancha de “detractores”, riesgo que a los más puristas como él no le importa correr pero que puede hacer triunfar las tesis de los pragmáticos. En cualquier caso, su posición será mucho más fuerte si al final consigue que el censo se rebaje y forzar un referéndum interno al respecto.