El Banco Central Europeo (BCE) ha aprobado este jueves la cantidad de financiación de emergencia (ELA, por sus siglas en inglés) que Atenas había solicitado para los bancos griegos, según una fuente bancaria con conocimiento directo de la decisión, que no facilitó la cifra.

“El Banco de Grecia consiguió la aprobación del ELA que solicitó. Si es necesario, el consejo de gobierno del BCE se reunirá de nuevo en las próximas 24 horas”, afirmó la fuente, citada por Europa Press.

Los bancos griegos dependen de la financiación de los bancos centrales para mantenerse a flote tras las masivas retiradas de efectivo que se han producido en las últimas jornadas y que a finales de la semana pasada alcanzaron más de 1.000 millones de euros.

El ritmo de las retiradas de efectivo se ha aminorado en los últimos días en anticipación a un posible acuerdo con los acreedores, según informaron participantes del sector bancario, que añadieron que el BCE ha estado celebrando reuniones diarias sobre medidas de financiación.

La ayuda de liquidez de emergencia del Banco Central de Grecia, que es más costosa que pedir prestado al Banco Central Europeo, subió a 77.580 millones de euros el mes pasado, en comparación con los 74.370 millones de abril, según datos publicados el martes.