Un total de 78.785 españoles abandonaron España a lo largo de 2014, según revelan los principales datos de la Estadística de Migraciones correspondiente al año pasado, difundida este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De acuerdo con estos datos, la población española se redujo en 72.335 personas en 2014, lo que supone la tercera caída poblacional consecutiva. El total de habitantes se situaba, a 1 de enero de este año, en casi 46,44 millones, un 0,16 por ciento.

El estudio del INE refleja también un  saldo migratorio negativo de 102.309 personas, por la diferencia entre las 409.343 que optaron por abandonar España y las 307.035 que llegaron, y un saldo vegetativo (426.042 nacimientos menos 396.068 defunciones) positivo de 29.974 personas.

En el caso de los españoles, el saldo migratorio negativo fue de 37.507 personas en 2014, un 8,3 por ciento menor que el año anterior. En 2014 emigraron 78.785 españoles, de los cuales 50.249 eran nacidos en España. La inmigración de españoles fue de 41.278, de los cuales 19.638 eran nacidos en España.

En el caso de los extranjeros, el saldo migratorio fue también negativo, de 64.802 personas en 2014, un 69,2 por ciento menor que el año anterior. Emigraron 330.559 personas e inmigraron 265.757.

El número de habitantes creció en Baleares, Canarias, Andalucía, Región de Murcia, Navarra y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, y disminuyó en el resto de comunidades.