La estadística de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales que elabora el Ministerio de Empleo y Seguridad Social arroja una cifra de 197 víctimas mortales en los cuatro primeros meses del año. Otras 1.235 han sufrido accidentes graves.

Un total de 161 personas perdieron la vida durante su jornada laboral y otras 36 durante el trayecto hacia o desde el trabajo entre enero y abril de este año. La cifra es más alta que la del mismo periodo del año anterior, en el que fallecieron 186 personas (146 durante la jornada laboral y 40 en el trayecto).

De los 161 accidentes mortales en el transcurso de la jornada laboral, 87 se registraron en el sector servicios, 38 en industria, 20 en construcción y 16 en el sector agrario. De los 36 siniestros “in itinere”, 31 se produjeron por accidentes de tráfico. Cataluña ha registrado la cifra más alta por comunidades con 37 víctimas mortales.

La cifra total de accidentes que han causado baja en el periodo de referencia es de 162.365, un 5,2% más que el mismo periodo del año anterior. De ellos, 56.643 son mujeres y 105.722 son hombres.  

Las formas más comunes de lesión son el sobreesfuerzo físico, que ha producido 55.906 accidentes laborales y el choque o golpe contra objetos, que ha provocado otros 53.356 accidentes.

El número de accidentes graves ha descendido ligeramente. De ellos, 1.009 se han producido en el trabajo (46 menos que el año anterior) y 266 en el trayecto (el periodo anterior fueron 268).