Un total de 579 mujeres se han visto obligadas a abandonar su puesto de trabajo como consecuencia de la violencia machista entre enero de 2004 y mayo de 2015, según la respuesta del Gobierno a una pregunta del diputado del PSOE José Andrés Torres Mora.

Torres Mora había preguntado al Ejecutivo por el número de víctimas de violencia machista que han disfrutado de los derechos laborales y prestaciones de la Seguridad Social previstos en la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género.

En su respuesta, citada por la agencia Efe, el Gobierno ha informado de que 579 mujeres se han visto obligadas a abandonar su puesto de trabajo como consecuencia de violencia de género desde la entrada en vigor de la ley hasta el pasado mes de mayo.

En ese mismo periodo de tiempo, 16 mujeres se han acogido a la reducción de jornada debido a su condición de víctima de violencia de género y 9 han solicitado una excedencia laboral. Además, ocho mujeres han causado pensión por violencia de género, seis de ellas por incapacidad y las otras dos por jubilación.

En cuanto a las ayudas que contempla la ley, entre 2007 y 2014 un total de 17.667 mujeres fueron beneficiarias de la ayuda por cambio de residencia. Por otra parte, entre 2004 y 2014 se han firmado 6.783 contratos por parte del colectivo de mujeres víctimas de violencia machista. El importe de las bonificaciones a las empresas por la contratación de estas víctimas entre 2009 y 2014 fue de 355.448 euros.