Las pernoctaciones en establecimientos hoteleros aumentaron un 5,0% en mayo respecto al mismo mes de 2014 y los hoteles facturaron una media de 71,2 euros por habitación ocupada, lo que supone un aumento anual del 5,7 respecto al mismo mes del año pasado.

Estos son los principales datos de la encuesta de Coyuntura Turística Hotelera (CTH) correspondiente al pasado mes de mayo, que publica este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Durante el mes de mayo, según este informe, se registraron 28,0 millones de pernoctaciones en establecimientos hoteleros, un 5,0% más que en el mismo mes de 2014. Asimismo, durante los primeros cinco meses de 2015, las pernoctaciones aumentaron un 3,9% respecto al mismo periodo del año anterior.

Las pernoctaciones de viajeros residentes en España aumentaron un 3,2% y las de los no residentes un 5,8%. La estancia media ha bajado un 1,6% respecto a mayo de 2014, situándose en 3,1 pernoctaciones por viajero.

Por comunidad

Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana y Comunidad de Madrid fueron los destinos principales de los viajeros residentes en España en mayo, con tasas anuales de variación en el número de pernoctaciones del –6,8%, 13,8%, 4,2% y 7,3%, respectivamente.

El principal destino elegido por los viajeros no residentes es Balearess, con un 29,8% del total de pernoctaciones. En esta comunidad las pernoctaciones de extranjeros subieron un 4,2% respecto a mayo de 2014. Los siguientes destinos de los no residentes fueron Canarias (20,5% del total) y Cataluña (18,6%). En estas comunidades las pernoctaciones se incrementaron un 3,9% y un 2,7%, respectivamente.

En cuanto a la ocupación hotelera, en mayo se cubrió el 54,0% de las plazas ofertadas, con un aumento anual del 5,2%. Por zonas turísticas, la zona de Barcelona presentó tanto el mayor grado de ocupación por plazas (75,9%) como el mayor grado de ocupación en fin de semana (83,2%).

Asimismo, la isla de Mallorca registró el mayor número de pernoctaciones, con más de 4,8 millones. Los puntos turísticos con más pernoctaciones fueron Barcelona, Madrid y Benidorm. Éste último alcanzó tanto el mayor grado de ocupación por plazas (80,0%) como la mayor ocupación en fin de semana (87,4%).

Países de procedencia

En cuanto a las pernoctaciones según el país de origen de los viajeros, los viajeros procedentes de Reino Unido y Alemania concentraron el 26,6% y el 25,3%, respectivamente, del total de pernoctaciones de no residentes en establecimientos hoteleros en mayo. El mercado británico disminuyó un 0,2%, mientras que el alemán creció un 11,3%. Las pernoctaciones de los viajeros procedentes de Francia, Países Bajos e Italia (los siguientes mercados emisores) registraron unas tasas anuales del 12,7%, 20,7% y 13,2%, respectivamente.

La encuesta del INE revela también que la tasa anual del Índice de Precios Hoteleros (IPH) se situó en el 4,2% en mayo, lo que supone 1,4 puntos más que la del mes pasado y 2,3 puntos por encima de la registrada hace un año. Cataluña, Baleares, Andalucía y Canarias son las comunidades con mayor ponderación en el IPH en mayo (suponen el 71,1% del peso total). Los precios hoteleros subieron un 6,8% en tasa anual en Baleares, un 6,0% en Cataluña y un 2,6% en Andalucía. En Canarias los precios se mantuvieron.

El informe indica también que los precios sub en todas las categorías: en los hoteles de tres estrellas de oro (7,0%), tres y dos estrellas de plata (4,3%), cuatro estrellas de oro (3,5%), cinco estrellas de oro (3,4%), una estrella de oro (2,8%) y dos estrellas de oro y una estrella de plata (0,8% en ambos casos).

Facturación

En cuanto a la rentabilidad del sector hotelero, la encuesta del INE indica que la facturación media diaria de los hoteles por cada habitación ocupada (ADR) fue de 71,2 euros en mayo, lo que supone un aumento del 5,7% respecto al mismo mes de 2014.

Por su parte, el ingreso medio diario por habitación disponible (RevPAR), que está condicionado por la ocupación registrada en los establecimientos hoteleros, alcanzó los 42,5 euros, con un incremento del 11,4%.

Por categorías, la facturación media fue de 168,4 euros para los hoteles de cinco estrellas, de 76,5 euros para los de cuatro y de 55,5 euros para los de tres estrellas. Los ingresos por habitación disponible para estas mismas categorías fueron de 115,4, 52,9 y 33,9 euros, respectivamente.