Un informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) revela que, a 31 de diciembre de 2014, casi la mitad de los aparatos instalados eran inteligentes, aunque sólo el 36% estaban conectados para poder ser telegestionados.

Las provincias que lideran el esfuerzo de adaptación son Cantabria y Castellón, con un 97% y un 87% de los contadores inteligentes instalados, aunque la proporción de conexión con todas las funcionalidades desciende hasta el 80% y el 86%, respectivamente.

Las que van a la zaga son Cuenca (19% instalados, 15% listos para funcionar como inteligentes) y Guipúzcoa (23% instalados, 19% listos para funcionar como inteligentes).

El 36% sobrepasa por poco el porcentaje de contadores inteligentes que tendrían que estar instalados a 31 de diciembre de 2014 para usuarios con una potencia inferior a 15 kW, que estaba fijado en un 35%.

Para finales de este año, tendrán que estar instalados un 70% sobre todo el parque, mientras que en 2016 se tiene que concluir la extensión al 100%.

 

Foto: Flickr – mawazeFL