La agencia de viajes online podría ser la primera en responder de manera drástica a la decisión del grupo aéreo alemán de aplicar un recargo de 16 euros a los billetes que se compren a través de los sistemas de distribución de reservas. Destinia acusa a Lufthansa de querer expulsar a las agencias del mercado.

Destinia parece dispuesta a dar un paso al frente en la guerra por el modelo de comercialización que ha abierto Lufthansa. La agencia de viajes online estudia la posibilidad de dejar de venter billetes de Lufthansa y de las aerolíneas integradas en el grupo aéreo germano (Austrian Airlines, Swiss y Brussels Airlines). Es la reacción del minorista digital a la decisión de la compañía aérea de empezar a cobrar a partir de septiembre un recargo de 16 euros a todos los billetes comprados a través de los sistemas de distribución de reservas (GDS), como Amadeus, Sabre o Travelport.

“Esta batalla con Amadeus no es nueva. America Airlines ya hizo una estrategia similar en 2010, tratando de redirigir el mayor número de ventas a su canal directo y presionar a los GDS para negociar. Vamos a ver cómo termina este pulso antes de tomar una decisión final”, explica el consejero delegado de Destinia, Amuda Goueli. La agencia subraya que tiene que valorar todos los factores que influyen en este asunto, como el control casi total que Lufthansa tiene en algunas rutas (con cuotas de mercado de hasta el 80%), los costes que Destinia tendría que asumir para vender los billetes de Lufthansa con la herramienta de venta directa que ha creado el grupo aéreo y el impacto en el consumidor de reducir sus opciones de elección.

Lufthansa ha creado una web específica para que las agencias de viajes puedan reservar directamente los billetes, no a través de GDS, y así evitar el recargo de 16 euros, pero de momento no existe una plataforma que permita la integración online de los sistemas y la automatización de las reservas. “Si queremos ostrar en nuestra web los precios de Lufthansa, sólo pdoemos hacerlo con una penalización impuesta de 16 euros, lo que reduce la capacidad de elección de uestros clientes y es un claro intento de expulsarnos del mercado“, sentencia Goueli.

Según la agencia online, si la intención a medio plazo de Lufthansa es crear una plataforma con la que el grupo trabaje directamente con las agencias, la integración de la misma llevaría meses de trabajo de programación. “Una labor que no sólo implica costes que tendremos que asumir, sino que muchas pequeñas agencias no tendrán capacidad ni medios para hacerlo“, dice el consejero delegado, quien subraya que si las 600 aerolíneas con la que Destinia trabaja decidieran implantar su propio sistema de reservas obligaría a asumir unos costes elevadísimos.

“Las aerolíneas crearon los GDS, luego suprimieron las comisiones a las agencias de viajes, ahora atacan a los GDS. Si más aerolíneas siguieran esta senda sería perjudical para la competencia del sector. Creemos que Bruselas debería estar muy atento a lo que suceda”, explica Goueli.

PUBLICIDA