Pixar ha conseguido un récord curioso: por culpa del éxito de los dinosaurios de Jurassic World, que no apartan las fauces de la taquilla de EEUU, su nuevo film Del revés (Inside Out) se ha convertido en la película más taquillera de la historia en su primer fin de semana que no es el número uno.

¿LA FÓRMULA DEL ÉXITO DE PIXAR?

Pixar, 1995: ¿Y si los juguetes tuvieran sentimientos?

Pixar, 1998: ¿Y si los bichos tuvieran sentimientos?

Pixar, 2001: ¿Y si los monstruos tuvieran sentimientos?

Pixar, 2003: ¿Y si los peces tuvieran sentimientos?

Pixar, 2004: ¿Y si los superhéroes tuvieran sentimientos?

Pixar, 2006: ¿Y si los coches tuvieran sentimientos?

Pixar, 2007: ¿Y si las ratas tuvieran sentimientos?

Pixar, 2008: ¿Y si los robots tuvieran sentimientos

Pixar, 2009: ¿Y si los perros tuvieran sentimientos?

Pixar, 2012: ¿Y si Escocia tuviera sentimientos?

Pixar, 2015: ¿Y SI LOS SENTIMIENTOS TUVIERAN SENTIMIENTOS?

vía Flapperwitch

Pixar ha recaudado más de 8.500 millones a lo largo de una trayectoria de 30 años. Empezaron a lanzar animación avanzada cuando Windows 95 era la revolución de turno en informática, y demostró, una vez más, el buen ojo de Steve Jobs para los negocios.

Sin embargo, en su aniversario ha sufrido un tropiezo que es casi cómico por lo nimio. El film Del revés (Inside Out) de Pete Docter, alabado de forma casi unánime por la crítica por la valentía de su propuesta de convertir en narrativa los procesos intelectuales de una niña, ha sido el primer film de la factoría en no ocupar la primera posición de la taquilla en el fin de semana de su lanzamiento en casi 20 años. Aunque difícilmente se quejarán, con 90,4 millones de recaudación que sólo están por debajo de las cifras de Toy Story 3. Los dinosaurios de Jurassic World le han hecho conseguir un curioso récord: es la película más taquillera de la historia en su primer fin de semana que no ha encabezado la clasificación.

Riley, cuya vida se ve transformada a causa de una mudanza, es controlada por sus emociones, antropomórficas y aún sin templar. Se trata de Diversión (Amy Poehler), Miedo (Bill Hader), Ira (Lewis Black), Disgusto (Mindy Kaling) y Tristeza (Phyllis Smith). El film ha tenido un rating del 98% en el consenso de críticos estadounidenses Rottentomatoes.com, y un 8,9 sobre 10 entre más de 15.000 votantes del sitio web especializado imdb.com.