El presidente de BBVA, Francisco González, ha ofrecido su ayuda a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, para abordar el problema de los desahucios, tras el encuentro mantenido el pasado viernes, al tiempo que ha garantizado que no se va a desahuciar a familias “vulnerables”.

“BBVA tiene diez desahucios por mes en Madrid. Carmena dijo: a ver si con la oficina antidesahucios podemos bajar esa cifra. Si la alcaldesa de Madrid me pide algo razonable, yo intento ayudarla”, ha explicado González en declaraciones a Onda Cero, recogidas por Europa Press, tras ser preguntado sobre la reunión.

Fuentes del banco han explicado a Europa Press que la política social de vivienda de BBVA desde que se inició la crisis pretende ofrecer soluciones a todas las familias con dificultades en el pago de sus préstamos hipotecarios.

Así pues, la refinanciación a sus clientes es “una prioridad”, ya que permite adaptar las cuotas a las nuevas capacidades de pago y mantener la propiedad de las viviendas. Desde el inicio de la crisis, el grupo BBVA ha realizado 66.166 refinanciaciones clientes con dificultades. Además, la entidad persigue garantizar un techo a cualquier familia cliente en riesgo de exclusión. De hecho, BBVA aportó al Fondo Social de Vivienda 900 unidades.

El presidente de BBVA ha afirmado que el trato personal de Carmena es “francamente muy agradable” y ha destacado el buen ambiente de la cita del pasado viernes, en la que expuso que BBVA no desahucia a ninguna familia en riesgo de exclusión. “Le damos cualquier tipo de facilitad o le damos viviendas nuestras, pero ninguna familia que esté en este tipo de situación se va a la calle”, ha asegurado.

En cualquier caso, González ha admitido que la banca no supo reaccionar en el tema de las hipotecas. “No queremos en absoluto quedarnos con la casa de nadie. No nos interesa y además no queremos”, ha defendido.

En cuanto a la situación de la economía, el presidente de BBVA ha valorado el esfuerzo “espectacular” del pueblo español en los últimos tres años para salir de la crisis, y ha afirmado que España es hoy el “espejo” donde se mira todo el mundo. “Somos un ejemplo. Ahora necesitamos gobiernos estables, serios y transparentes”, ha apostillado.