La precandidata de Ciudadanos a las elecciones catalanas asegura a SABEMOS que el futuro de la región no pasa por “la locura independentista” del actual presidente y se reivindica como la alternativa constitucionalista. Albert Rivera ensalza a su sucesora: “Es una de las mujeres con más futuro político de España”.

Estamos ante “una de las mujeres con más futuro político de España”, en opinión de Albert Rivera. Una de las personas que ha hecho posible que el presidente de Ciudadanos renuncie a presentarse otra vez -hubiera sido la cuarta- a la presidencia de la Generalitat. Porque si algo le ha movido a saltar definitivamente a la política nacional, según él mismo aseguró ayer, ha sido constatar que tiene “un gran equipo” en el que delegar su proyecto para Cataluña. Con Inés Arrimadas (33 años), “está en buenas manos, quizá mejor que en las mías”.

Arrimadas escuchó estos elogios en primera fila, a apenas un par de metros del protagonista, que ayer presentó en Madrid su candidatura a las primarias de Ciudadanos para las generales. La diputada catalana había hecho lo propio el domingo, en su caso postulándose para las autonómicas del 27 de septiembre. ¿Asume ella el desafío más complicado? “Es un gran reto, pero no es solo mío sino de todo el partido, el poder aprovechar esta oportunidad que son las próximas elecciones para liderar un Gobierno alternativo al nacionalismo en Cataluña”, responde a SABEMOS minutos después de concluir la intervención de Rivera.

El líder de C’s presume de Arrimadas como uno de los “nuevos liderazgos” que está sabiendo encontrar

El presidente de Ciudadanos parafraseó a poca gente en su discurso: Barack Obama, John McCain, Martin Luther King… e Inés Arrimadas. El de su sucesora es uno de esos liderazgos emergentes de los que Rivera presume a menudo. Arguye que no hay mejor manera de pilotar un proyecto que “rodeándote de gente que sea igual o más buena que tú, con igual o más futuro que tú”, se trata de “buscar nuevos liderazgos y no matarlos, como hacen algunos partidos viejos”. Y por eso se lanza a la carrera por La Moncloa al tiempo que su joven promesa se queda al frente en la región donde nació el partido en 2006.

“No me siento desamparada, hay un equipazo en Ciudadanos en Cataluña, llevamos ocho años trabajando en las instituciones y hay gente muy válida, con experiencia”, explica la precandidata. Además, seguirá contando con el respaldo del líder porque “no es que abandone la política ni abandone el partido, es que va a liderar este proyecto, si finalmente es elegido candidato, desde el Congreso de los Diputados”.

La marcha de Rivera a Madrid, “un refuerzo”

El desembarco de Rivera en Madrid es percibido por Arrimadas como “un refuerzo, yo creo que refuerza el hecho de que Ciudadanos sea importante en el Congreso y va a potenciar nuestra tarea en el Parlament de Cataluña”. El propio Rivera aseguró ayer que no piensa olvidarse de su tierra -y de hecho su trayectoria allí será uno de los mensajes clave en la campaña de las generales-: “Voy a hacer más campaña que nadie en Cataluña, es mi equipo el que se presenta”.

La mediática parlamentaria –recién elegida también portavoz en la Cámara autonómica- contará con todo el respaldo del aparato pero no quiere avanzar quién formará su equipo de confianza para los comicios. “Yo me presentaría por Barcelona, hemos decidido que quien se presente a la Generalitat de Cataluña se presente por la capital, igual que Albert lo haría por Madrid; y también serán los militantes los que elijan al resto de candidatos”, explica.

“La alternativa que ofrece Mas a la gente no seduce”, asegura la parlamentaria

Y es que las primarias de Ciudadanos, además de designar al cabeza de cartel, determinan los cinco primeros puestos de las planchas electorales de cada provincia, “no es una cuestión ahora de elaborar listas desde un despacho”. Arrimadas considera que hay mucha gente “que podría acompañarme y que podría aportar muchísimo, el problema que tenemos ahora no es que falte gente, es que hay mucha gente preparada, de verdad, podemos disponer de un equipazo”.

Máximo respeto a los procedimientos internos, por lo tanto, aunque “evidentemente, si salgo candidata pues claro que me gustaría que determinadas personas me acompañaran, pero estoy segura de que los militantes de Ciudadanos son lo suficientemente inteligentes como para elegir a gente válida, que puede aportar”.

¿Qué le parece la ruptura de CiU y el llamamiento de Mas a elaborar una lista secesionista junto a personajes de la sociedad civil? “La alternativa que ofrece Artur Mas a la gente no seduce, todo esto es un cortoplacismo tremendo, no creo que la locura independentista sea una alternativa viable para Cataluña en los próximos años”.  Para Arrimadas “estos movimientos, estas rupturas (se refiere a la desfederación de CiU)… yo lo veo como los últimos capítulos de un fracaso, de un proyecto fracasado”.

Y ante eso presentará su alternativa “constitucionalista”, con la que pretende ganar -las encuestas situaban hace poco a Ciudadanos en empate técnico con ERC y cerca de CiU- y demostrar que en la formación naranja hay vida más allá de Albert Rivera.