Tres jóvenes alpinistas catalanes fallecieron esta pasada noche en Kirguistán a causa de un alud, según ha informado en un comunicado el Centre de Tecnficació de la Federació d’Entitats Excursionistes de Catalunya (FEEC), al que pertenecían.

Los fallecidos son Alex Vicedo, de 24 años, de Ontinyent; Jos Cotrina, de 24 años, de Ripoll; y Pol Rodríguez, de 18 años, de Tarragona. En el momento del alud, los tres jóvenes estaban escalando una pared en el parque nacional de Ala-Archa.

La expedición estaba formada por diez personas, que habían salido el pasado 16 de junio de Barcelona en dirección a Kirguistán y planeaban regresar a sus casas el 15 de julio. El resto de los miembros de la expedición se encuentran bien y están participando en las tareas de rescate de los cuerpos de sus compañeros.

La Embajada de España, situada en el vecino Kazajistán, ha iniciado el proceso de repatriación de los expedicionarios, según la FEEC.

14 montañeros españoles muertos en el extranjero

Con éstos ya son 17 los montañeros españoles que han perdido la vida este año cuando practicaban este deporte, catorce de ellos en el extranjero y tres en España, según los datos recogidos por la agencia Efe. Entre los últimos sucesos más graves en los que se han visto involucrados montañeros españoles destaca la desaparición o muerte de siete compatriotas a los que sorprendieron en Nepal los terremotos de abril último cuando practicaban senderismo en el valle del parque nacional de Langtang, en el Himalaya nepalí y fronterizo con el Tíbet.

Asimismo, el pasado 1 de enero murió el vasco Fernando Osa, en el nevado Ojos del Salado, en la cordillera de los Andes en Argentina, a causa de un edema pulmonar, tras permanecer dos jornadas aislado a unos 6.500 metros de altitud. 

Otro hecho muy recordado es el accidente ocurrido en la cordillera del Atlas de Marruecos, a finales de marzo, en el que fallecieron dos espeleólogos españoles, el abogado gaditano Gustavo Virués y el policía nacional José Antonio Martínez. El 14 de abril, un mosso d’esquadra perdió la vida cuando practicaba alpinismo en el Triángulo de Tacul, en el macizo del Montblanc, en los Alpes franceses

A estos catorce fallecidos en el extranjero se suman los tres montañeros españoles muertos en diferentes accidentes ocurridos en España en 2015. En enero murieron dos montañeros, un madrileño en el paraje de Canales Oscuras de la Sierra de Gredos, en el término de Candeleda (Ávila) y otro, durante su traslado al hospital santanderino de Valdecilla tras precipitarse por un desnivel de 60 metros en una travesía en Fuente Dé. Por último, el 2 de abril falleció un hombre de 51 años tras caer en la montaña cuando cubría la ruta entre Núria y el Puigmal, en el pirineo gerundense, junto a su esposa, que fue rescatada con varias fracturas.