Meliá Hotels International abrirá un nuevo hotel en Shanghai en 2016, de 190 habitaciones, en el marco de su plan de expansión en Asia, que se convertirá en su octavo establecimiento en China.

La cadena de la familia Escarrer fortaleció su estructura corporativa en 2011 a través de la creación de una oficina de Shanghai para potenciar su reconocimiento de marca y la expansión en este mercado, así como para ampliar sus alianzas con grupos chinos, informa Europa Press.

Con su primer hotel en Shanghai, Meliá tiene por objetivo seguir impulsando su presencia en China y en el resto de la región asiática. La región Asia-Pacífico se ha convertido en una de las principales áreas de crecimiento estratégico de la hotelera.

Proyecto Lido Way

El próximo establecimiento, que se comercializará como Meliá Shanghai, forma parte del proyecto urbanístico Lido Way, desarrollado por Golden United Group en el área de Hongqiao, que contará con una amplia variedad de infraestructuras comerciales y de entretenimiento, oferta de restauración, zonas verdes y villas residenciales de lujo.

El hotel, que estará muy próximo al nuevo Centro Nacional de Convenciones y Exposiciones (la antigua sede de la Expo en Shanghai) contará con dos espacios gastronómicos, salas de reuniones y un ‘executive lounge’, detalló la cadena.

Hongqiao espera convertirse en el nuevo centro de Shanghai Oeste y principal núcleo de negocios de la región del delta del río Yangze, gracias a su integración con el aeropuerto y la estación de tren de la ciudad, la más grande de Asia. En 2014, recibió 37,9 millones de pasajeros en su aeropuerto, un 21,3% más, convirtiéndose en el cuarto aeropuerto con más tráfico en China.

Meliá cuenta con 370 hoteles abiertos o en proceso de apertura en más de 40 países bajo las marcas Gran Meliá, Meliá Hotels & Resorts, Paradisus Resoprts, ME by Meliá, Innside by Meliá, Tryp by Wyndham y Sol Hoteles.