El Juzgado Mercantil nº 11 de Madrid ha ordenado el cese inmediato de las emisiones ilegales de partidos de la LaLiga a través de www.rojadirecta.me atendiendo a las medidas cautelares solicitadas por MEDIAPRO y GOL T.

En el caso de que los responsables de la web no cesasen las emisiones en un plazo de 7 días, la juez ordena a los prestadores “que suspendan la transmisión, el alojamiento de datos, el acceso a redes de telecomunicaciones o cualquier otro servicio equivalente”, es decir, ordena a los operadores que impidan la difusión de la citada web, según han informado MEDIAPRO y La Liga.

Las medidas cautelares solicitadas por MEDIAPRO y GOL T, y aceptadas por la juez, forman parte de un proceso judicial emprendido contra www.rojadirecta.me, y contra su principal promotor Igor Seoane por infracción de derechos de la propiedad intelectual y competencia desleal y en la que solicitan el cese definitivo de estas emisiones en la citada web.

MEDIAPRO y GOL T consideran que dicha página web “no es solo una web de enlaces, sino que es promotora y en muchos casos emisora de las retransmisiones, lucrándose por ello”.

En el auto del Juzgado Mercantil número 11 se recuerda que la medida cautelar es la “actuación directa o indirectamente que tienda a asegurar la efectividad de la tutela judicial que pudiera otorgarse en la eventual sentencia estimatoria” añadiendo que “existen indicios de que la actividad desarrollada por la web www.rojadirecta.me supone una vulneración de los derechos de producción de las grabaciones audiovisuales y de radiodifusión” y que esta vulneración “se realiza con la colaboración consciente de los demandados”.

“MEDIAPRO, GOL T y la LaLiga valoran muy positivamente esta decisión, puesto que se trata de un precedente y un primer paso muy valioso en la lucha contra la piratería y las emisiones ilegales de cometidos protegidos. La piratería de contenidos digitales es un grave problema. Según el Observatorio de la Piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales, en 2014 el 88% de los contenidos consumidos a través de internet eran ilegales, con unas pérdidas para el sector de 1.700 millones de euros. Según este observatorio, las pérdidas para el mundo del fútbol suponen más de 500 millones de euros anuales”, concluye el comunicado.