La Comisión de Patrimonio Histórico, que conforman el Ayuntamiento de Madrid y el gobierno de la Comunidad de Madrid, ha decidido aplazar su decisión sobre la paralización parcial de las obras que llevaba a cabo la empresa OHL en el denominado Complejo Canalejas de Madrid, que fueron interrumpidas por el anterior consistorio de Ana Botella con el argumento de que el grupo que preside Juan Miguel Villar Mir había demolido más elementos arquitectónicos de los permitidos por la licencia municipal.

Según informa este lunes el diario El Economista, el Ayuntamiento decidió suspender una parte del proyecto hace tres meses y abrir un expediente disciplinario a OHL. En descargo, la empresa elaboró un informe en el que justificaba su actuación y en el que (según fuentes próximas al grupo citadas por el rotativo) se demostraba que no se había excedido en sus actuaciones.

El objetivo de OHL era que la Comisión tomara una decisión sobre la operación (que proyecta la rehabilitación de siete inmuebles situados en las calles de Alcalá, Sevilla, Plaza de Canalejas y Carrera de San Jerónimo, destinados a uso residencial y comercial y la construcción del primer hotel de lujo de la cadena estadounidense Four Seasons en Madrid) antes de la llegada de Manuela Carmena a la alcaldía.

Por ello, la decisión de la Comisión de no incluir este expediente en el orden del día de sus reuniones ordinarias hasta que se hayan analizado los pormenores del caso, que fue adoptada a propuesta del nuevo concejal de Desarrollo Sostenible Urbano de Madrid, José Manuel Calvo del Olmo, implicará que cualquier medida que se tome sobre este caso se hará bajo el mandato tanto de Carmena como alcaldesa como de Cristina Cifuentes como presidenta de la Comunidad de Madrid, la cual, una vez investida el próximo miércoles, anunciará a los nuevos consejeros autonómicos.

Villar Mir, tranquilo

Al respecto, el presidente de OHL y del Grupo Villar Mir, Juan Miguel Villar Mir, declaró este lunes, durante un acto en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo(UIMP), que considera “muy difícil que se pare” el complejo de Canalejas tras los cambios en el Ayuntamiento de Madrid y expresó su “confianza en que continuará en marcha, como debe ser, cuando el Ayuntamiento de Madrid vea que hay edificios cerrados en Madrid y que estamos construyendo en ellos el mejor hotel de Europa, uno de los mejores en el mundo y creando miles de empleos directos”. 

Preguntado por la nueva alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (Ahora Madrid) y por el futuro del complejo que está construyendo en Canalejas, Vilar Mir se mostró “tranquilo porque es una jueza”. “Yo creo mucho más en las personas que en las ideologías políticas”, añadió, citado por la agencia Europa Press.