Un estudiante escocés de ortopedia, de la localidad de Drumoak, ha emprendido una curiosa aventura: recorrerá los casi 2.000 kilómetros que hay entre su ciudad y Pamplona con el objetivo de apoyar a una ONG india.

Tom Robertson, de 22 años, acompañado de su amigo canadiense John, de 19 años, se propuso un objetivo relativamente humilde: recaudar mil libras para MUKTI, una organización india cuya campaña ‘Libres de muletas’ tiene como objetivo facilitar de forma gratuita miembros ortopédicos para amputados en india. La suma recaudada les permitirá ayudar a volver a caminar a un centenar de personas.

El objetivo de la campaña ya se ha cubierto, ahora Tom y John sólo tienen que llegar a tiempo para las fiestas y cubrir su objetivo de atravesar cinco países en poco menos de 20 días. El plan original es el de llegar a Pamplona el 4 de julio, lo que les dará tiempo de sobra para llegar al chupinazo y el resto de festejos de las Fiestas de San Fermín.

Tras sufrir una lesion deportiva que le apartó de la natación competitiva, Tom decidió el pasado verano que llevaría a cabo esta curiosa hazaña. “Lo decidí en el avión, de vuelta de Pamplona, después de pasarlo genial con algunos nuevos amigos de todo el mundo, que lo serán para toda la vida”, declaraba a The Press and Journal.

Desde 1986, MUKTI ha suministrado de froma gratuita tres millones de aparatos ortopédicos para víctimas de la polio y miembros artificiales. Cada año, un grupo de estudiantes de cuarto año de la Universidad de Strathclyde, en la que estudia Robertson, viaja a India para colaborar con esta organización. En India se producen amputaciones por varios motivos, principalmente la diabetes (es uno de los países con una ratio mayor de pacientes de esta enfermedad) y los accidentes de tráfico.