El grupo chino, máximo accionista de la cadena, finalmente permite la entrada en el consejo del fondo Oceanwood y de una nueva consejera independiente, pese a que había propuesto a la junta de accionista cerrar el paso a nuevos representantes y limitar el número de asientos. La guerra… ¿ha terminado?

El enfrentamiento directo entre los máximos accionistas de NH Hotel Group y los fondos de inversión presentes en el capital parece que se reconduce, o al menos se vuelve menos directo y será menos evidente. El grupo chino HNA, principal accionista con el 29,5%, dio anoche su brazo a torcer y permitió la entrada en el consejo de administración de un representante del fondo Oceanwood y también de una nueva consejera independiente.

La junta de accionistas del grupo hotelero, que se celebrará el próximo 29 de junio en Madrid, se había convertido en el escenario en que todos los tenedores de accionistas de la empresa iban a tener que elegir entre uno de los dos bandos que se habían creado en la cadena. Pero ya no lo tendrán que hacer: porque NH no someterá a votación de sus accionistas el órdago que había lanzado HNA al forzar la limitación del número de consejeros (a un total de 11, los que había hasta ahora) y así evitar la entrada de los fondos.

La batalla cambió por completo, y por sorpresa, ayer mismo. NH anunció anoche el nombramiento de Alfredo Fernández Agras como consejero en representación de la gestora de fondo Oceanwood y también la entrada como consejera independiente de Koro Usarraga (ex Arthur Andersen, ex Occidental Hoteles, ex Renta Corporación y hoy al rente de la consultora KP Inversiones). El consejo de la cadena vuelve así a tener 13 miembros y la compañía cubre las vacantes que dejó la salida del accionariado del banco italiano Intesa Sanpaolo hace seis meses.

Una batalla de meses

Hasta ahora, HNA parecía dispuesta a atar en corto el consejo y tomar el control de facto de la cadena. Y los fondos presentes en el accionariado (Oceanwood, Blackrock y Henderson) buscaban evitar que el grupo chino tomara los mandos del consejo (en alianza con Hesperia, según mayor accionista con un 9,1%) sin lanzar una opa. Los fondos llevaban meses solicitando la entrada de dos nuevos consejeros independientes que cubrieran las vacantes que dejó Intesa y ante la negativa del grupo, Oceanwood finalmente se decidió a solicitar un asiento en el consejo en representación de su participación del 7,7%.

Hasta ahora, con 11 asientos, HNA tenía cuatro consejeros, Hespería, dos; había tres independientes y también tienen asiento el presidente, Rodrigo Echenique, y el consejero delegado, Federico González Tejera. Con ello, tan sólo sumando los representantes de HNA y Hesperia ya se obtenía mayoría suficiente para controlar el consejo. Y en los mentideros del sector se da por hecho que el grupo chino y el gallego han alineado sus estrategias y podían controlar la cadena (si la CNMV tuviera pruebas de esa connivencia tendría que intervenir y obligar a lanzar una opa).

Con la nueva composición, con la entrada de estos dos nuevos consejeros, los dos máximos accionistas deben sumar al menos otros dos votos para controlar NH. Y aunque el objetivo de la compañía es que las grandes decisiones se tomen por unanimidad, fuentes del mercado apuntan que tanto el presidente como el consejero delegado (también con voto) comparten la visión estratégica de HNA y Hesperia, así que la situación en el consejo, a la postre, no parece que cambie radicialmente. Los dos grandes accionistas y los dos directivos suman ocho votos de un total de trece.