La portavoz de UDC, Montserrat Surroca, achacó este viernes la ruptura de CiU a CDC y declaró que, en estas circunstancias, lo “lógico” sería pasar a tener dos grupos en el Congreso de los Diputados con sus respectivos portavoces.

La cúpula de CDC reúne este mismo en Barcelona a los diputados y senadores para analizar los cambios en los grupos parlamentarios. El encuentro fue anunciado ayer por el coordinador general del partido, Josep Rull, sin detallar el lugar ni la hora en la que se celebraría.

En declaraciones a La Xarxa recogidas por la agencia Efe Surroca, parlamentaria por UDC en el Congreso, aseguró que no desea un “destrozo” del grupo parlamentario y admitió que el reglamento de la Cámara no es “especialmente clarificador” ante un caso como el de la federación catalana, del que no hay “demasiados antecedentes”.

En todo caso, explicó, “lo más lógico sería hacer dos grupos” y que cada uno tuviera su portavoz, de manera que el actual portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, pasaría a ser sólo el de UDC, mientras que CDC nombraría el suyo, con toda probabilidad Pere Macias.

Junqueras propone una candidatura independentista única de cara al 27S

Por su parte, el líder de ERC, Oriol Junqueras, ha propuesto la creación de una lista de confluencia de izquierdas independentista bajo el nombre de Alianza para la República Catalana en la que los republicanos tengan un “papel central” de cara a las elecciones del 27S.

En un artículo del diario ‘Ara’ recogido por Europa Press, Junqueras ha detallado que esta lista debería “sobrepasar siglas y etiquetas”, basándose únicamente en un compromiso compartido por un país libre, justo y plenamente democrático, con la voluntad de conseguir grandes consensos.

Precisamente, el presidente de la Generalitat y líder de CDC, Artur Mas, ha planteado la posibilidad de una candidatura de confluencia en torno a su figura incorporando a personalidades de la sociedad civil, una propuesta de la que prevé dar detalles este sábado en Molins de Rei.

Para Junqueras, se trataría de una lista en la que se congregarán partidos que van “del liberalismo social hasta la izquierda transformadora, pasando por la socialdemocracia”, y que confluya en tres ejes básicos: independencia, justicia social y regeneración democrática.