Podemos ha suspendido cautelarmente de militancia al consejero electo en el Cabildo de Gran Canaria, Juan Manuel Brito, “hasta que se aclare totalmente” el tema de la denuncia presentada por supuestos abusos sexuales.

En un comunicado recogido por las agencias Europa Press y Efe, la formación anunció su decisión de tomar esta medida “sólo por la alarma social que genera un asunto de estas características”, pero recordó que se trata sólo de una denuncia en fase de instrucción, que Brito no ha sido ni acusado ni imputado por estos hechos.

“Podemos confía plenamente en que se archivará la causa y se demostrará su inocencia”, añadió el partido, que solicitó “respeto” a todos los medios de comunicación, por entender que se trata de un tema “estrictamente privado” y que debe estar “fuera del debate político”.

El diario La Provincia publicó este viernes que la expareja de Juan Manuel Brito relató el pasado 15 de mayo (nueve días antes de las elecciones) al médico de su hija -en tratamiento por depresión- que ésta había sufrido “agresiones sexuales repetidas con cinco años de edad”.

El médico denunció los hechos ante el juzgado de guardia, por lo que la joven, que hoy tiene 19 años, fue llamada a declarar ante la Policía Judicial, en una comparecencia en la que aseguró que Brito se metía en su cama cuando era pequeña y le hacía tocamientos, precisa el periódico, que cita varios fragmentos de la declaración.

Brito, que estaba llamado a ser vicepresidente del Cabildo de Gran Canaria, de acuerdo con el pacto al que han llegado NC, PSOE y Podemos, defendió este mismo viernes en rueda de prensa su “inocencia absoluta” y se declaró víctima de una venganza personal con “trasfondo político”. Estas acusaciones, denunció, son “absolutamente falsas” y han sido “pensadas y planeadas” para hacerle daño tanto a él, familiarmente, como a Podemos, por los resultados obtenidos en las elecciones del pasado 24 de mayo.