El eurodiputado y hasta ayer vicesecretario de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons, ha calificado de “sensato” dejar este cargo para poder centrarse en ser portavoz del Partido Popular en el Parlamento Europeo, según han informado las agencias Europa Press y Efe.

En declaraciones a los medios tras participar en Valencia en un desayuno informativo organizado por ‘Fórum Europa. Tribuna Mediterránea’, González Pons afirmó que desde hacía un año él ejercía dos puestos en el comité de dirección del PP y que era “natural” que dejara uno de ellos y se dedicara a ser portavoz en el Parlamento Europeo, una tarea que no le permite estar “al cien por cien” en la sede del partido en Madrid.

González Pons calificó de “suficientes” los cambios realizados por Mariano Rajoy en la cúpula del PP, por considerar que serán “efectivos” para las próximas elecciones generales, y advirtió de que “el PP de la Comunitat Valenciana no pierde nada porque sigo siendo miembro del comité de dirección del partido”.

Casado y el caso Maíllo

Por su parte, el recién nombrado vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, cree que el procedimiento en el que está imputado el nuevo responsable de Organización del partido, Fernando Martínez Maíllo, se anulará.

“Al parecer se va aceptar”, ha declarado en una entrevista en Telecinco recogida por Europa Press. En todo caso, ha recordado que no sería la primera vez que un ‘popular’ es imputado y luego su caso se resuelve, como les sucedió al ministro José Manuel Soria y, recientemente, al presidente de la Ciudad de Melilla, Juan José Imbroda.

En varias entrevistas en radio y televisión, Casado ha hecho hincapié en que Maíllo está llamado a declarar precisamente en el procedimiento de nulidad que presentó. Según el dirigente ‘popular’, si se le llama a declarar “en calidad de imputado” es porque “es la calificación que tenía antes del procedimiento de nulidad”.

Además, ha asegurado que el nuevo responsable de Organización “está muy tranquilo” y que la causa en la que está imputado no tiene que ver con su gestión al frente de la Diputación de Zamora, sino en su función de representante de una fundación de Caja España. En concreto, se trata de una causa abierta por el juzgado número 5 de León para investigar a todo el antiguo consejo de administración de Caja España por la concesión irregular de créditos al entonces presidente de la entidad.