La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, al igual que su homóloga en Barcelona, Ada Colau, se han tomado muy en serio frenar los desahucios lo antes posible. Para ello son conscientes de que los bancos juegan un papel fundamental.

Hace apenas unos días era la alcaldesa de Barcelona quien se reunía con las principales entidades financieras para trasladarle sus preocupaciones sobre los desahucios, tildando el asunto de “alarma social”. Ahora ha sido Manuela Carmena quien ha mantenido contactos con las dos principales entidades bancarias españolas, BBVA y Banco Santander, tras una previa que tuvo con Bankia.

Carmena, acompañada por la concejala de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras, ha tenido un cara a cara con el presidente del BBVA, Francisco González, y su homóloga del Santander, Ana Patricia Botín. El principal tema que se ha tratado en la reunión ha sido sobre las iniciativas del nuevo Gobierno municipal para frenar los desahucios y crear un parque de viviendas sociales.

Según ha informado el Consistorio en un comunicado, el encuentro se ha centrado en explicar los objetivos y funcionamiento de la Oficina de Intermediación Hipotecaria, que se pondrá en marcha en breve. Asimismo, también se ha hablado sobre el propósito del Ayuntamiento de contar con un parque de viviendas sociales para ofrecer un hogar a las familias que hayan sido desahuciadas una vez agotadas todas las vías de negociación.

Para ambas iniciativas es fundamental contar con la colaboración de las entidades bancarias, que se han mostrado receptivas a las propuestas, por lo que se estudiarán vías de colaboración”, asegura el Ayuntamiento en su nota de prensa donde valora las reuniones como de un clima “muy cordial y constructivo”.

Sin miedo al diálogo

En menos de un mes Manuela Carmena se ha enfrentado a tres de las principales entidades financieras para abordar, principalmente, el tema de los desahucios. De hecho, cuando a principios de mes la alcaldesa de Madrid se reunió con el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ya expresó que habían “encontrado un gran afán de escucharnos, pero era sólo una reunión previa para ir preparando lo que podamos hacer una vez que se constituya el Ayuntamiento”.

De este modo, una vez que ha tomado posesión de su cargo, la alcaldesa de Madrid está cumpliendo, al menos en este aspecto, con lo prometido. De momento, desde Ahora Madrid se han comprometido a poner “todos los medios y recursos municipales para la paralización de desahucios y desalojos forzosos de primera vivienda”. Así, Carmena promete para ello poner en marcha antes de otoño una oficina de intermediación hipotecaria que sirva de enlace con los juzgados. Estas reuniones son el germen de todo lo que está por venir.