Sergio Cebolla, uno de los precandidatos a las primarias del PSOE para ser aspirante a la Moncloa, ha presentado un recurso en el que solicita volver a convocar la consulta al denunciar irregularidades durante la recogida y el cómputo de los avales, según ha informado la agencia Efe.

Cebolla demanda en el escrito presentado ante la Comisión de Garantías Electorales, al que ha tenido acceso Efe, que se anule el proceso de primarias en el que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchz, ha sido proclamado cabeza de cartel a las elecciones generales y que se lleve a cabo de nuevo “con plenas garantías, en igualdad de condiciones y ajustado a derecho”.

El militante sevillano logró 156 avales, frente a los 27.249 obtenidos por Sánchez, el único de los cinco precandidatos que superó el listón de las firmas requeridas para concurrir las primarias.

En el recurso, se subraya que se han vulnerado los artículos del reglamento que se refieren a la recogida, presentación y verificación de avales y a los medios que se tienen que facilitar a cada precandidato.

Cebolla se queja de que en la víspera de que concluyera el plazo de registro de las firmas el pasado martes, el secretario de Organización, César Luena, dejara entrever a la prensa que ningún precandidato, salvo Sánchez, conseguiría los avales.

Denuncia además que, antes de que se cerrara el plazo, ya se habían contado los avales enviados a Ferraz hasta ese momento, “quedando a la espera únicamente de aquellos que tenían que llegar desde Andalucía y Cataluña”.

En el recurso, también observa irregularidades en la custodia y manipulación de los avales, puesto que el cómputo fue realizado por “personal dependiente del precandidato Sánchez”, y no por la Comisión de Garantías.

“No se puede dar fe de que esos sean los avales recibos por mi precandidatura”, afirma Cebolla, cuyo entorno está convencido de haber recibido muchas más de las firmas de las atribuidas por el órgano federal.

El militante sevillano critica además que mientras que Sánchez tenía acceso a todo el censo y a los secretarios generales territoriales, los datos de contacto le llegaron por correo electrónico siete días después de que presentara su precandidatura en Ferraz.

“Los datos estaban incompletos, faltaban todos los correos electrónicos del PSC, muchísimas agrupaciones de cientos de militantes carecían de correo de contacto y las que los tenían están desfasados y no corresponden en la mayoría de los casos a los actuales secretarios de agrupación”, argumenta en el recurso.

Tampoco ha existido, según Cebolla, un registro de entrada pormenorizado de avales, “sino por lotes”, por lo que “no se pudo garantizar la integridad de los mismos, ya que los avales estaban custodiados y manipulados por personal de Ferraz, es decir, trabajadores dependientes del precandidato que obtuvo los avales”.

Por todos estos motivos, Cebolla remarca que “no se han respetado todas las garantías previstas en el proceso” y que “las actuaciones irregulares” han facilitado “un resultado favorable al precandidato que convocó el proceso”, en alusión a Sánchez.

La Comisión de Garantías Electorales tiene de plazo para resolver el recurso hasta el sábado, día 20, en la víspera de la proclamación definitiva del candidato a las próximas elecciones generales.

El PSOE ha convocado el domingo una reunión extraordinaria del Comité Federal para ratificar la candidatura antes de las celebración de un acto protagonizado por Sánchez con toda la plana mayor del partido. EFE